"Gritaremos lo que nos dé la gana"

Redacción

06:00 | Sábado 17 de Junio 2017

Édgar Luna Cruz, enviado

KAZAN, Rusia, junio 17 (EL UNIVERSAL).- El peligro es inminente: si se vuelve a gritar "¡Eeeh, pu...!" durante el despeje del portero, habrá consecuencias inmediatas.
Más aun así, la afición mexicana que está llegando a Kazán, sede del juego del domingo contra Portugal, ha advertido que "seguiremos gritando lo que queramos... Eso nadie puede impedirlo".
La FIFA anunció que implementará un procedimiento de tres pasos para evitar incidentes discriminatorios. En los juegos de la Copa Confederaciones habrá observadores que avisarán de conductas o gritos discriminatorios a los árbitros; éstos harán un anuncio a través de los altavoces de los estadios para que cesen estas actitudes. Si vuelve a ocurrir, el silbante hará otro anuncio, pero si ocurre una tercera vez, dará por terminado el partido.
Esto tiene sin cuidado a Luis García (nada que ver con otro personaje), trabajador de la construcción nacido en Chihuahua, pero avecindado en Denver. Viajó durante dos días: "Denver-Nueva York-Suiza-Moscú-Kazán", para apoyar al Tricolor, y gritar "lo que me dé la gana".