Cocaína, opíaceos, éxtasis y heroína, en el cuerpo de Fisher

Redacción

06:00 | Martes 20 de Junio 2017

(MATERIAL EXCLUSIVO PARA MEDIOS IMPRESOS. QUEDA PROHIBIDA SU PUBLICACIÓN EN INTERNET)

CIUDAD DE MÉXICO, junio 19 (EL UNIVERSAL).- Carrie Fisher tenía cocaína, morfina, codeína y oxicodona en su sistema cuando fue hospitalizada después de sufrir un ataque al corazón en un vuelo de Londres a Los Ángeles.
El forense del condado de Los Ángeles reveló la autopsia, incluyendo la toxicología, donde se informó la presencia de drogas, informó el portal especializada en farándula, TMZ.
Además de la cocaína y opiáceos en un análisis de orina, también había una pequeña cantidad de MDMA, comúnmente llamada éxtasis, y heroína.
Sin embargo se desconoce la dosis y el tiempo en que la actriz tomó todas estas sustancias.
El reporte apunta que no está claro el papel que las drogas tuvieron en la muerte de la actriz que encarnó a la Princesa Leia en la primera trilogía de Star Wars.
La artista tenía un largo historial de adicción a la cocaína que se remontaba a la década de 1980 y también sufría de desorden bipolar.
El reporte de la autopsia y el informe toxicológico emitidos ayer indicaron que Fisher probablemente había usado cocaína unas 72 horas antes de presentar la insuficiencia cardiaca.
La noche del viernes, la Oficina Forense de Los Ángeles se anunció que Carrie Fisher murió como consecuencia de apnea del sueño y algunos otros factores.
El certificado de defunción, publicado por el mismo portal TMZ, señala como causa de la muerte "ataque al corazón / diferido", lo que significa que requería del informe forense para un veredicto final.
La tragedia. Carrie Fisher viajaba de Londres a Los Ángeles el 23 de diciembre y 15 minutos antes de aterrizar, su corazón dejó de latir.
Aunque la ayudó un técnico en emergencias y fue trasladada de inmediato a un hospital, testigos aseguraron que Carrie dejó de respirar durante unos 10 minutos. Nunca recuperó la conciencia y falleció cuatro días después.