Tres compadres unidos por el Tri

Redacción

19:11 | Viernes 23 de Junio 2017

Por Édgar Luna Cruz, enviado

KAZÁN, Rusia, junio 23 (EL UNIVERSAL).- Fernando, Cristóbal y Esteban. Son de Guanajuato los tres, socios, empresarios y amigos unidos por una misma pasión, seguir a la Selección Mexicana.
Cuando el Tricolor calificó a la Copa Confederaciones de Rusia de inmediato comenzaron a planear el viaje, y ya se han vuelto expertos en esto.
"Llevamos varios años ya viajando con la Selección, y sabemos cómo movernos y como ahorrar", dice Fernando, quien lleva un tatuaje en el brazo con el escudo de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).
Cristóbal es el que lleva la voz cantante, "estoy inscrito en la página de la FIFA como fan, así que todo lo hacemos por ahí, y así no tenemos que recurrir a las agencias, que encarecen toso. En cuando sabemos dónde va a estar la Selección comenzamos a apartar vuelos y hoteles, es algo tardado y complicado, sobretodo el viaje a estas ciudades, pero todo vale la pena".
Y aquí van unos consejos por cortesía del tercero en discordia, Esteban: "El consejo es que un año antes del Mundial ya vayan viendo los vuelos. Cuando sepan dónde le va a tocar a México hay que apartar, algunas aerolíneas te dan facilidades de pago y así no te duele tanto".
Predica con el ejemplo: "Nosotros salimos de Cancún a Kazán, vía Moscú. Nos costó 11 mil pesos a cada uno, comprándolo con tiempo. Otro amigo se nos quiso unir a la mera hora y ese mismo vuelo le costó 49 mil. Si lo haces con tiempo ahorras mucho, hoteles, vuelos, en fin. Hay que planear".
Cada uno se gastará alrededor de 4 mil o seis mil dólares (de 72 a 108 mil pesos) por 90 minutos de felicidad, por ir al estadio, y gritar por la Selección. Porque a pesar del costo: "Vale la pena".