Cuando Valentín Pimstein casi se iba de Televisa

Redacción

16:42 | Martes 27 de Junio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, junio 27 (EL UNIVERSAL).- Tras la muerte de Valentín Pimstein, actores y productores han compartido experiencias de cuando les tocó trabajar con él, considerado pieza clave en la exportación de telenovelas en todo el mundo, pero también un hombre duro, estricto con la gente con la que trabajó. Para el productor Antulio Jiménez Pons, el recuerdo de Valentín no tiene nada de agradable.
Recordó que fue con él con quién Pimpstein comenzó su carrera como asistente al igual que Juan Osorio, pero su amistad terminó por lo mal que se portó con él.
"Él dejó de ser amigo mío cuando se subió al poder, así de plano" dijo y recordó la vez en la que Luis de Llano lo corrió de Televisa y tanto él como Chucho Valero fueron a defenderlo.
"Hace muchos años Valentín cometió un error con una mujer en Televisa, son esas cosas que son secreto a voces. Estábamos haciendo una novela que dirigíamos Chucho Valero y yo cuando llegó llorando Valentín a decirnos que lo había corrido Luis de Llano. Chucho le dijo que qué barbaridad, que qué era lo que había hecho, 'Qué hiciste pinche gordo' le dijo porque se llevaban muy bien.
"Ahí Valentín nos explicó a medias, la situación había sido con la esposa de un director de cámaras, Valentín lloraba diciendo que qué iba a ser de él, de su hija, y nos decía que habláramos con Luis. Nosotros le respondimos que claro que lo íbamos a ayudar".
"Fuimos con Luis de Llano y nos preguntaron que si ya sabíamos que Luis estaba furioso por lo de Valentín. Cuando entramos a su oficina nos dijo: '¡Ya sé a lo que vienen, vienen a defender a Valentín y eso no está bien! ¡Ese señor, pinche bembo -cómo hablaba Luis de Llano- se va de aquí porque es un hijo de su madre, eso no se le hace a la gente, se va!'".
"Nosotros le pedimos que pensara que tenía una niña, una esposa... el entusiasmo y el coraje con el que lo defendimos para que conservara su trabajo fue mucho, tanto así que convencimos a Luis de Llano de que se quedara, dejamos la novela parada para poder convencer a Luis. Después de una hora y media nos dijo sumamente indignado: 'Ok, ese señor se va a quedar, pero tú Chucho Valero y tú Antonio Jiménez Pons, se van a arrepentir', dijo enojadísimo",
"Tiempo después Luis se fue de la empresa y yo también, a él lo corrieron y yo me corrí solito; al pasar de los años nos volvimos a encontrar Luis y yo en una comida y me dice: 'Oye Antulio, te pregunto ¿ya te acabaste de arrepentir' y yo le respondí 'Fíjate que sí', Valentín no se portó muy bien que digamos. Siempre ponía muchos peros al trabajo. Nosotros ya hacíamos televisión desde años antes que él llegara y pretendía que nosotros hiciéramos la televisión como él se la imaginaba", finalizó.