El día que Valentín Pimstein "mató" a Lucía Méndez

Redacción

16:13 | Martes 27 de Junio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, junio 27 (EL UNIVERSAL).- Corría el año de 1982 y en el horario estelar de Televisa se transmitía la telenovela "Vanessa", protagonizada por Lucía Méndez y Héctor Bonilla, se encontraba al aire el capítulo 145 cuando la heroína inesperadamente murió y eso fue por decisión del llamado "padre de la telenovela rosa", Valentín Pimstein.
"Yo estaba en mi casa tenía bronconeumonía, no me creyó me dijo 'no, nada más tienes una gripa', le contesté 'no Valentín, no puedo ir, me duele mucho el pecho, me siento mal, pero si mañana estoy mejor ya voy, te juro grabo todo, créeme'. Al otro día amanecí peor y me llevaron al hospital y le avisaron a Valentín que estaba muy enferma, pero él se enojó, no me creyó o no sé qué paso, porque le puso mi ropa a la doble y mató mi personaje", recordó Lucía Méndez.
La también cantante explicó que esto fue una conmoción para el público que la seguía, porque "Vanessa" era tan buena que era impensable que terminara así, pero esta acción provocó la molestia de los directivos de Televisa, debido a que comprobaron que no mentía y no se había ido a ningún lado como el productor había dicho.
"Platicamos él y yo después y me dijo: 'mira mijita, sí estabas enferma y me arrebaté, pero lo único que te puedo decir es que 'Vanessa' ya es un clásico, porque no hay una protagonista tan buena en la historia de las telenovelas del mundo que la hayan matado a balazos, es un clásico y nadie lo va olvidar', y efectivamente eso sucedió".
Lucía lamentó mucho la muerte de este hombre chileno, que le regaló tres de los personajes que marcaron el rumbo de su carrera como actriz, porque no eran protagonistas con historias totalmente rosas y no iban con lo establecido hasta el momento. "Viviana, Colorina y Vanessa, fueron tres telenovelas que rompían esquemas definitivamente, ya de ahí se siguieron mis otros proyectos como 'Tú o Nadie', 'El extraño retorno de Diana Salazar' o 'Amor de nadie', él marcó la pauta para que yo pudiera tener mujeres fuertes, de corazón noble y con historias atrevidas. Ese fue mucho el éxito de Valentín, porque se atrevía hacerlo".