Arau hace su lucha en México

Redacción

06:00 | Sábado 01 de Julio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, julio 1 (EL UNIVERSAL).- Hace dos décadas Sergio Arau dejó México para radicar a Los Ángeles, en una época en que ya había alcanzado reconocimiento como músico.
Han sido años en los que, pese a la distancia, Arau no ha dejado de trabajar en México o para México.
"La verdad es que nunca tuve problema con mi identidad, ni de dónde soy; por eso todos los proyectos que desarrollo y tengo tienen que ver con México", dijo.
Así que actualmente, además de tener su proyecto musical junto al grupo Heavy Mex, el músico está en colaboración con el Gobierno de la Ciudad de México para pintar un mural en la colonia Centro, en el cual Sergio explotará su vena como pintor.
"Es extraño cómo se han dado las cosas, cualquiera diría que me fui para probar suerte en Estados Unidos pero la realidad es que estoy allá porque es la manera en la que puedo ayudar más a mi país y a mis compatriotas que viven allá", destacó el artista en entrevista con EL UNIVERSAL.
Arau reconoce que su intención no era hacer exclusivamente cosas que tuvieran que ver con su país, pero que la vida lo llevó a tomar ese camino, el cual se siente orgulloso de andar y que no piensa abandonar.
Además de disfrutar su trabajo siempre teniendo en mente a su país, el hijo del cineasta Alfonso Arau reconoce que es su "deber" como mexicano ayudar a otros connacionales y a su vez buscar a través de su arte aportar algo al país.
"Como artista uno siempre quiere expandirse, probar cosas distintas y ese fue mi caso pero lo curioso fue que cuando llegué a Estados Unidos lo primero que hice fue (la película) Un día sin mexicanos y a partir de ahí me di cuenta que todos mis trabajos tienen que ver con México; es algo que me gusta e inspira hacer", detalló.
A la par de continuar con su pasión por la música —plagada de un alto contenido político y social—, Sergio prepara un serie de cápsulas para la plataforma YouTube en la que dará consejos cívicos a los mexicanos llamado "¿Qué es y para qué sirve?".
"Nuestro problema es que desconocemos las leyes, nuestras obligaciones y derechos. Mi esposa y yo estamos haciendo una serie de cápsulas en la que queremos informar a la gente porque siento que los mexicanos estamos muy mal informados. Queremos que la gente sepa qué es la lealtad, qué es la soberanía, qué es la democracia", señaló el músico.
El artista admite que está pasando por una de sus épocas artísticas más fructíferas, pues además de los trabajos antes mencionados, su faceta como pintor ha hecho que ilustre el nuevo libro de Laura Esquivel (A Lupita le gustaba planchar), y se prepara ahora para plasmar una de sus obras en un edificio de la Ciudad de México.
El centro de la capital será el lugar en el que hará este mural que, explicó, reflejará el momento por el que atraviesa hoy México.
"El Instituto de la Juventud me invitó a hacer esta intervención en un edificio de la calle Chimalpopoca en el centro y la verdad me gustó la invitación porque es mi ciudad y la extraño mucho. Voy a necesitar de mucha ayuda porque esta difícil colgarse, es un edificio de seis pisos. Me emociona mucho participar dándole otra vista a la ciudad", confesó.
Acerca de la obra que hará, Arau adelantó que será un luchador, el cual representará a los mexicanos y estará sobre un ring, el cual será una analogía de la ciudad.
Para él, la obra busca representar la manera en la que los ciudadanos diariamente se enfrentan a los problemas que este país les pone enfrente y cómo los enfrentan.
"En una de mis nuevas canciones hay una estrofa que dice que "la lucha diaria es la vida y la vida diaria es increíble" y creo que de eso va la intervención. Es un luchador gigante que está muy tatuado y tiene letreros de "lucha por libertad, igualdad, fraternidad,", "lucha por derechos y las izquierdas, "lucha por desenmascarar el miedo", añadió.