El nuevo reglamento presenta graves lagunas

Redacción

06:00 | Jueves 13 de Julio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, julio 13 (EL UNIVERSAL).- Para que los clubes de la Liga MX, que administran los estadios, puedan atreverse a sacar a los fanáticos que lleguen a realizar los gritos de carácter discriminatorio u homofóbico, primero deberán informar a la gente cómo deben de comportarse dentro del inmueble.
Al consultar a diversos expertos sobre el tema, coincidieron en señalar que el problema no sería tanto en cuestión de un abuso al consumidor: "Si en un bar alguien se porta mal, lo sacan y punto, en el futbol podría ser igual, en todo caso, lo que se debería hacer es informar, por algún medio, o poner en el mismo boleto, que si se realiza tal acción pueden ser desalojados", mencionó una de las fuentes.
Otras de las lagunas en el reglamento sería el saber en todo caso "sí en verdad se va a sacar a toda la gente del estadio o sólo a la que grite el famoso "insulto"...
"Si cuando acontece una gresca es difícil controlar a un sector de la tribuna, ahora vaciarlo, lo veo muy complicado. A todo lugar donde se ingrese se debe seguir cierto reglamento, y si no es así, la fuerza pública con las bases suficientes para hacerlo, debe de actuar en consecuencia de estos actos", agregó un analista del tema.
Hasta el momento, los diferentes clubes de la Liga MX no se han manifestado, ni han dicho qué medidas tomarán al respecto del nuevo reglamento.