Investiga robo Chris Von Uckermann

Redacción

06:00 | Sábado 15 de Julio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, julio 15 (EL UNIVERSAL).- A entrevistar gente. Esa es la nueva tarea de Christopher Von Uckermann en la comedia "Casi una gran estafa", que estrenará el mes próximo en cines.
El actor encarna a un periodista con grandes estudios en literatura y filosofía, pero es tratado como novato, mandándolo a tareas que no desea.
Es enviado a cubrir el rodaje de una cinta basada en un robo fallido, del cual se interesa.
"Está comenzando su carrera, pero como todo el mundo, no puede saltarse escalones e irlos subiendo para hacer lo que quiere, que es entrevistar políticos, así que lo mandan a sociales o telenovelas", apunta.
"Casi una gran estafa", dirigida por Guillermo Barba ("Amar no es querer") en la historia de un miembro de la banda que ofrece la aventura al cine, para convertirse en filme.
Al enterarse de lo que ejecuta su secuaz, el líder de la banda (Juan Pablo Medina) y quien está preso, se enfurece, pero aun así, acepta ayudar al actor (Roberto Aguirre) que le dará vida en la pantalla grande.
Zuria Vega encarna a la novia del jefe de la banda, Roberto Duarte ("Blue Demon") al realizador del filme y Mariana Burelli ("Paramédicos") a su asistente.
También están Daniel Hadad en el papel del ladrón que vende la historia y Adriana Paz como una mujer que va a la cárcel y se hace amante del preso.
"El robo es sólo pretexto para hacer una película dentro de la película", indica Barba, el director, "así se ven todos los enredos que surgen a raíz de ese plagio de la historia".
Casi una gran estafa es producción de Itaca Films y Palalote Films, hecha hace más de un año en locaciones de la Ciudad de México.
Esta semana presentaron a la prensa 20 minutos de la misma, con la presencia de parte del elenco.
"Hacer una película dentro de otra, es divertido", comenta Burelli, "mi personaje de asistente de dirección es alguien clavado en el cine, como pasa y está basado en el de Paramédicos, que tiene una forma especial de hablar".
Para Paz ("La caridad" y "La tiricia"), ganadora de tres premios Ariel consecutivos, fue su entrada al mundo de la comedia.
"Es difícil porque cuesta trabajo no reírse, hay una escena de una cachetada y no podía estar serie, fue hacer algo distinto a lo de siempre", considera.