Libro recupera el legado de Héctor Xavier como dibujante

Redacción

06:00 | Martes 15 de Agosto 2017

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 15 (EL UNIVERSAL).- La línea, el movimiento y la observación fueron cualidades que determinaron la calidad del oficio como dibujante de Héctor Xavier (1921-1994), aunque ahora está cada vez más olvidado en la historia del arte mexicano.
El libro "Héctor Xavier. El trazo de la línea y los silencios" reúne los testimonios de amigos, colegas, familiares y personajes importantes que reconstruyeron las manifestaciones artísticas del país en la segunda mitad del siglo y que lo mencionan como uno de los grandes dibujantes de la generación de la Ruptura.
Dabi Xavier, hija del artista, y la periodista Angélica Abelleyra se dieron a la tarea de rescatar los testimonios, entrevistas y una amplia hemerografía del trabajo visual del creador donde se atisba el comportamiento y el quehacer noble de Héctor Xavier. Esta edición fue posible gracias al Instituto Veracruzano de la Cultura y a la Universidad Veracruzana.
A través de entrevistas realizadas y recuperadas por Angélica Abelleyra a Felipe Ehrenberg, Pilar Rioja, Gilberto Aceves Navarro, Alberto Dallal, José Emilio Pacheco, Emilio Carballido, Jorge Alberto Manrique, Huberto Batis, María Luisa Mendoza y Tomás Parra, entre otros, se narra y presenta de manera cálida y sensible a Héctor Xavier, quien es recordado como un maestro con la punta de plata.
Entre otros objetivos, este libro busca promover la recuperación gráfica y estética del dibujante, generar interés y acercamiento de los alumnos de artes por su legado artístico y hacer un llamado a las instituciones para generar investigación sobre Héctor Xavier.
Angélica Abelleyra y Dabi Xavier comentaron a EL UNIVERSAL lo complicado que ha sido que las instituciones reconozcan la importancia de la obra del dibujante.
"Estamos haciendo la historia que nos compete y compartirla para generar preguntas, más allá de que las instituciones no se han acercado, y en su momento no se acercaron a él. Lamentablemente, la generación de Héctor Xavier se está muriendo y el testimonio de su voz ya no estará más que en la parte hemerográfica", explica Angélica Abelleyra.
"Todavía no hemos tenido una llamada de instituciones, pero creo que con el tiempo habrá interés, sin embargo, este es un comienzo que podría derivar en muchos proyectos", mencionó Dabi Xavier.
De acuerdo con Angélica Abelleyra, la personalidad de Héctor Xavier, según comentarios de Miriam Kaiser, esposa del artista, pudo haber sido un punto importante para la divulgación de su obra debido a su ensimismamiento y al sentimiento que le generaba desprenderse de ella. "Era una época en que quizá la parte del oficio dibujístico no se estaba valorando como ahora".
Dabi Xavier insiste en la importancia de que los jóvenes artistas conozcan la obra de su padre. Es por ello que tiene proyectos futuros en escuelas y espacios de arte, además del rescate de viñetas, ilustraciones, dibujos y textos escritos en los años 50, 60 y 70 que fueron publicados en los periódicos para exponer la relación que tenía Héctor Xavier con escritores como José Revueltas.
Héctor Xavier ilustró el libro Punta de plata, que tiene textos de Juan José Arreola y fue publicado en 1958.
El interés del creador fue más allá y retrató la gracia del movimiento de bailarines como Pilar Rioja, Nureyev, y Gladiola Orozco; este trabajo puede consultarse en esta edición.
El libro sobre el artista es un rescate de los relatos íntimos de las personas que estuvieron alrededor de Héctor Xavier, además de revalorar su obra plástica.