Exclusividad en las televisoras, ¿arma de doble filo?

Redacción

07:49 | Jueves 17 de Agosto 2017

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 17 (EL UNIVERSAL).- Hace un par de años todavía era impensable que artistas de una televisora trabajara en otra, sobre todo entre Azteca y Televisa, pero a partir de que las exclusividades se terminaron y los actores han quedado en la libertad de trabajar donde más les convenga, han sucedido situaciones como la que pasa en las telenovelas "Nada personal" y "Me declaro culpable", que compartirán al mismo protagonista Juan Soler.
"Estoy feliz, hicimos hace 21 años 'Cañaveral de pasiones' y me da un gusto tremendo, porque además de ser un gran amigo lo considero un gran actor y un ser humano de primer nivel. Yo tampoco soy exclusiva (de Televisa), pero siéndolo o no la lealtad y la camiseta no se lleva en un contrato, sino en una continuidad y esta es mi casa", expresó Daniela Castro al hablar de su colega quien estará con ella en la producción de Angelli Nesma.
Castro explicó que la exclusividad es un arma de doble filo, porque si bien da tranquilidad financiera también ata al artista, "te limita a otros proyectos en los que podrías estar y no puedes hacerlo por ser exclusivo, aun así yo agradezco a Televisa que vuelva a confiar en mí".
Quien también ve el lado positivo a esta situación es la actriz Laura Luz, quien ha pasado de una televisora a otra en diversas ocasiones, "está complicado en todos lados, sin embargo te quitan algo y aparecen otras alternativas, por ejemplo, ya hay otras plataformas entonces ya puedes buscar otras cosas como cine o las producciones independientes para hacer series".
El actor Ernesto Laguardia dejó Televisa después de 40 años de carrera, para pasar a formar parte de las filas de Azteca, al menos para el proyecto "Las Malcriadas", pero esta nueva situación de agente libre le ha cambiado la perspectiva sobre su profesión. "Hay libre competencia, donde la calidad y el profesionalismo perdurarán. Las televisoras llamarán a los que den rating, los que puedan demostrar que un papel puede ser bien interpretado, eso será en la televisión, el teatro, el cine, es un cambio de sistema pero creo que podrá ser para bien y considero que todos estamos intentando hacer nuestro mejor papel y dejar en alto al gremio".
Laguardia señaló que está sucediendo un momento de cambio en el ámbito del entretenimiento, por eso la mejor opción es adaptarse para poder crecer, quienes logren esto serán los que sobrevivirán, algo que será benéfico porque el medio se depurará y permanecerán quienes se preparen y no se queden en su zona de confort.
La pérdida de una exclusividad es algo que no le quita el sueño a alguien como Sylvia Pasquel, que durante muchos años se ha manejado de manera independiente y generando sus propios proyectos en ámbitos como el teatro. "Por eso vivo tranquila, sin preocupaciones, siempre he sido agente libre y nunca me ha faltado trabajo, me buscan porque soy profesional, me llevo bien con todo el mundo, soy respetuosa con mis compañeros, con mis productores, mis directores, llego temprano, sé lo que tengo que hacer y nadie me tiene que andar persiguiendo, creo que eso me ha dado la satisfacción de que siempre me vuelven a llamar, porque quedan contentos conmigo".