Tigers y Yankees protagonizan trifulca

Redacción

17:56 | Jueves 24 de Agosto 2017

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 24 (EL UNIVERSAL).- Luego de una fuerte discusión, el bateador designado de los Tigres, Miguel Cabrera y el receptor sustituto, Austine Romine, se fueron a los golpes para después terminar en el suelo, lo que causó que las bancas se vaciaran para formar una batalla campal en el plato del Comerica Park durante el último encuentro de la serie entre Detroit y Yankees.
La riña se desató en la sexta entrada, cuando el partido estaba listo para reanudarse luego de que Tommy Kahnle fuera expulsado tras lanzarle la pelota por la espalda al astro venezolano.
Los ánimos comenzaron a calentarse desde la quinta entrada, cuando Gary Sánchez fue golpeado por un pelotazo del lanzador Michael Furmer.
El manager Joe Girardi, Tommy Kahnle y el propio Austine Romine fueron los expulsados por parte de los Yankees, mientras que por los Tigres sólo Cabrera fue retirado del partido.
Finalmente, Detroit se impuso a los neoyorquinos 10-6 para evitar la blanqueada en la serie.