Tengo un jefe 'gringo' GALERÍA

Denisse Vergara

07:00 | Martes 07 de Octubre 2014

Son más flexibles: Trabajan de acuerdo a productividad y no enfocados en tiempo y horas cumplidas. Cuando necesitan quedarse horas extras lo hacen, pero en general respetan sus horarios
0
Comida: La hora de comida es entre las 12:00 y 1:00 de la tarde. Para nosotros que estamos acostumbrados a un horario después de las 3, es complicado
1
Espacio personal: Son bastante desapegados y fríos, así que cuesta trabajo tener una conversación más íntima. El beso para saludar por las mañanas queda descartado
2
Herramientas: Utilizan diversos softwares para ayudar a la fluidez en el trabajo. Tendrás que acoplarte a programas internos para manejo de información y envío de documentos
3
Idioma: Al principio tal vez te costará más trabajo interactuar con él, y frases muy simples se te harán complicadas. Pasa lo mismo con los colaboradores, con los que irás conviviendo poco a poco
4
Laboral: Las prestaciones y beneficios para el trabajador puedes olvidarlas. Los permisos de embarazo son sin goce de sueldo, no hay liquidación como tal y el seguro médico es un lujo
5