Trucos de viaje que las aerolíneas no quieren que sepas

Diego H. Castillo

07:03 | Lunes 09 de Enero 2017

Boletos a ciudades ocultas. Si un pasajero quiere viajar de Nueva York a Los Ángeles, pero un boleto de Nueva York a San Diego vía Los Ángeles es más barato. El viajero compra el boleto a San Diego, pero se baja en Los Ángeles. Ante ello, el ingeniero de software Aktarer Zaman creó el motor de búsqueda Skiplagged, para encontrar oportunidades de boletos. El saltarse parte del itinerario viola las reglas tarifarias de muchas aerolíneas, razón por la que pueden confiscar las millas de los viajeros frecuentes y quitar privilegios.
0
Gasto manufacturado. El bloguero Alex Bachuwa desarrolló un método para ganar millas sin volar. “Solo aplico para muchas tarjetas de crédito y obtengo puntos y uso esos puntos para volar a donde quieras. Los bancos ofrecen puntos promocionales. Tienen un monto mínimo que debes gastar y una vez que gastas ese monto, los puntos van a tu cuenta y es tiempo de comenzar a buscar vuelos". El bloguero recomienda obtener una tarjeta de crédito con recompensas, comprar una tarjeta de regalo y usarla para comprar una orden de dinero; luego depositar el dinero en la cuenta bancaria y usarla para pagar la tarjeta de crédito.
1
Universidad del Viajero Frecuente. La Universidad del Viajero Frecuente, con sede en Estados Unidos, organiza seminarios regulares para enseñar a buscadores de trucos lo último en métodos que según ellos ayudarán a sus estudiantes a viajar más barato, mejor y de forma más creativa. Sin embargo, los bancos y las aerolíneas se están dando cuenta de los trucos y están cerrando la puerta. "Es por eso que tenemos muchos cursos al año, por esta información cambiante. Tenemos a clientes repetidos, año tras año, sesión tras sesión", dice uno de los representantes de la escuela.
2
Jugar con tus tarjetas. El bloguero Stefan Krasowski, de RapidTravelChai, mencionó estos cuatro tips sobre el arte de jugar con las tarjetas de crédito: Primero, obtener todas las tarjetas de crédito posibles y tener el control de ellas para mejorar el historial; después, obtener una tarjeta de crédito de hotel y obtener promociones; y, finalmente, hacer que los beneficios sean dobles al recomendarle a pareja o amigos que hagan lo mismo para los mismos viajes.
3
Subastas. Las subastas por asientos han estado en el mercado por mucho tiempo y en el sitio Seatboost la puja por el último asiento de primera clase comienza 90 minutos antes del despegue. El emprendimiento ya se unió a Virgin America para subastar cualquier asiento premium disponible en ciertas rutas, pero el hacer que una aerolínea comprara la idea tomó algo de convencimiento Eso es porque las aerolíneas no quieren que los clientes esperen ganar la subasta, porque entonces los clientes podrían no querer comprar esos asientos premium con anticipación.
4