Disminuye tu deuda escolar en 10 pasos

Denisse Vergara

07:00 | Martes 28 de Octubre 2014

Las universidades en Estados Unidos son caras y los préstamos universitarios a veces pueden tardar años en pagarse
Especial
Los préstamos pueden ser agobiantes, pero existen pasos que ayudan a comprenderlos mejor

Estudiar en el extranjero puede ser difícil cuando las cuentas empiezan a llegar, especialmente en Estados Unidos donde la educación es costosa pese a que se pueden solicitar préstamos y otros mecanismos económicos que ofrecen las universidades.

Por eso, tanto padres como estudiantes, deben tener en cuenta ciertos factores para disminuir la cantidad de dinero que se va a pedir prestado y que, a la larga, no se convierta en un carga por años.

Para informarse sobre los préstamos y sus tasas de interés, se puede consultar al Sistema Nacional de Préstamos Estudiantiles.

Vive USA te da 10 pasos para mantener la deuda de tus estudios universitarios en un nivel manejable.

1. Calcula el gasto total. No sólo la colegiatura, también toma en cuenta libros, vivienda, alimentación y transporte para la suma total del costo.

2. Revisa opciones. Antes de pedir un préstamo, la opción es buscar becas, patrocinios y otros recursos que puedan evitar pedir dinero. Incluso se podría contemplar dinero obtenido mediante trabajos de medio tiempo.

3. Vivienda. Es uno de los gastos principales, por ello se sugiere buscar alternativas de dormitorios o renta compartida para disminuir gastos innecesarios.

4. Reducir préstamo. No aceptes todo el dinero que te ofrecen en el préstamo, redúcelo un poco si no lo necesitas todo.

5. Consulta a los expertos. Busca ayuda con las oficinas financieras de la universidad, aprender a manejar el dinero y a ahorrar es básico.

6. Entiende el proceso. Infórmate de los pagos, cuántos van a ser y de qué cantidad.

7. Analiza a futuro. Una vez que sepas cuánto vas a pagar, es momento de analizar si al salir de la escuela serás capaz de recibir un sueldo que cubra pagos pendientes. Lo ideal es deber menos que el primer salario conseguido.

8. Evalúa opciones. Analiza los préstamos federales antes de ir a un privado, si estos no están disponibles, revisa las cuotas y cantidad de pagos que te ofrecen.

9. Es una inversión. Un préstamo no significa sentirse abrumado, sólo se necesitan preparación y estudio para entender que se trata de una excelente inversión.

10. Lleva un registro. Es importante saber cuánto debes y qué porcentaje ya has pagado, así que lleva un registro. Se sugiere que sea del costo total, no el anual.

También te podría interesar

Escuelas de MBA que más endeudan a estudiantes

5 Ventajas de estudiar la preparatoria en EU

Evítalo: estudiar en EU con visa de turista

Tags: