Aumento de senos: el regalo más deseado

Eder Corona O.

07:10 | Jueves 25 de Diciembre 2014

En Estados Unidos se ha vuelto común obsequiar cirugías cosméticas a mujeres durante la época navideña
Especial
La cirugía plástica no sólo es una cuestión de vanidad exponen algunos casos

El mejor regalo de la época decembrina, podría ser una cirugía cosmética pues muchas personas lo apreciarían bastante.

En Estados Unidos, se ha vuelto cada vez más común obsequiar certificados de regalo para canjearlos por procedimientos estéticos que mejoren la apariencia, cuenta una empresa especializada en cirugías plásticas, citada por un medio noticioso de la Unión Americana.

Cirugías para aumentar senos y tratamientos faciales, son los obsequios “cosméticos” más regalados en la época navideña.

El 75% de las personas que recibieron uno de estos regalos, afirmó que fueron sus parejas quienes se los otorgaron.

¿Por qué en diciembre?

Este mes es muy popular para someterse a tratamientos cosméticos en la Unión Americana, pues la gente dispone de días para acudir a clínicas.

El precio promedio de un aumento de senos en Estados Unidos, fue de 3 mil 678 dólares en 2013, mientras que el de un lifting facial fue de 6 mil 556, de acuerdo a información de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos.

¿Te da curiosidad saber qué se siente tener implantes de pecho? Vive USA te comparte una galería que habla sobre ello.

También te puede interesar

¿Qué dicen los pechos de las mujeres?

Cirugías para agrandar el miembro masculino

Barbies humanas, hasta en partes íntimas

 

 

Sin sensibilidad. En algunos casos la sensibilidad de los senos puede desaparecer, especialmente en la zona del escote, aunque con el tiempo se recupera. La ausencia de sensaciones en los pezones también llega a ocurrir.
0
Fríos. Por su material, los implantes de solución salina pueden llegar a “sentirse” fríos.
1
Muy grandes. Cuando se trata de implantes considerables, las mujeres pueden llegar a sentir que su piel es estirada debido al peso de los nuevos senos.
2
Diferente peso. La densidad de los implantes suele ser distinta a la del tejido natural, por ello puede haber variaciones en la percepción del peso que tienen los pechos.
3
Como boliche. Una paciente afirmó que después de la cirugía sentía como si tuviera bolas de boliche en el pecho.
4
Parecía amamantar. Esta misma paciente indicó que después de unas semanas, percibió la misma sensación que tienen las mujeres cuando “les llega la leche”, en la época en que amamantan niños.
5