Jet lag: El malestar de los cambios de horario

Humberto Cadena

07:01 | Sábado 28 de Marzo 2015

Los cambios de horario provocan alteraciones en los ritmos fisiológicos, pero en el largo plazo pueden tener consecuencias mortales
Especial
Los ciclos circadianos se ven alterados cuando ocurren cambios de horarios intempestivos

Jet Lag es el término en inglés para el fenómeno de descompensación horaria o disrupción circadiana, que ocurre cuando el reloj biológico de una persona se desequilibra con un cambio de horario.

De acuerdo con James MacDonald, doctor en Ecología y Evolución de la universidad de Rudgers el jet lag ocurre principalmente al viajar largas distancias a través de varias regiones horarias, pero también puede ocurrir cuando se realizan los cambios de horario en invierno y verano.

Un estudio sobre el sueño difundido por The British Medical Journal encontró que el ciclo circadiano bajo circunstancias normales dura 23 horas, en las que se completan los ciclos de alimentación, nivel de energía, sueño y el resto de las funciones corporales.

Los investigadores determinaron que eliminando contextos que sirvan a una persona como referencia del tiempo, el ciclo circadiano se puede extender hasta 25 horas.

Esta medida explica por qué los viajes largos hacia otros horarios provocan malestares físicos, ya que el cuerpo puede verse sometido al alargamiento, o acortamiento, de su ciclo. Las hormonas determinan los sentimientos y las funciones como despertar y sentir hambre, y cuando los ciclos son alterados estas hormonas son secretadas en tiempos erróneos.

Un ejemplo es el cortisol, una hormona suprarrenal adrenal que se secreta en respuesta al estrés y la baja de los niveles de azúcares en la sangre.

Para alguien que viaja del continente americano hacia Europa, con una diferencia promedio de 6 horas, la glándula suprarrenal secretará cortisol cuando serían las 8 am, pero en Europa la hora real sería las 3 am. 

Esto causa estar despierto y con hambre a un horario completamente equivocado.

En el caso de alteraciones a largo plazo, como en el caso de pilotos y sobrecargos, los efectos pueden derivar en efectos graves a la salud.

La variación crónica de los ciclos circadianos fue oficialmente clasificada como cancerígena en 2007.

Vive USA comparte algunas gráficas donde se explica este fenómeno relacionado a viajar.

También te puede interesar:

Ocho consejos para evitar el jet lag

El término jet lag se refiere al conjunto de malestares fijos, o descontrol en los horarios de sueño y comida que se sufren durante los cambios de horario.
0
A través de los ciclos circadianos, el cuerpo organiza los horarios de todas las funciones fisiológicas como dormir, despertar o comer.
1
La disrupción circadiana tiene su origen en el descontrol de las secreciones hormonales, principalmente de las glándulas suprarrenales.
2
La melatonina es otra hormona relacionada con el sueño que ve alterado sus ciclos durante un cambio de horario.
3
La disrupción circadiana, mejor conocida como jet lag, ocurre comúnmente en viajes largos cuando se atraviesan varias regiones horarias.
4
Los empleos de pilotos y sobrecargos son profesiones que se exponen a la disrupción crónica de los ciclos circadianos, lo que puede ser nocivo para la salud.
5
De acuerdo con estudios científicos, alterar los ciclos circadianos en el largo plazo puede ser incluso un factor de riesgo para el cáncer.
6
De acuerdo con un estudio publicado por el British Medical Journal, los ciclos circadianos normales tienen una duración de 23 a 25 horas.
7

Tags: