Lo mejor del TRI, fueron sus seguidores

Alfredo Ávalos

10:50 | Jueves 16 de Abril 2015

Si hay algo seguro con lo que cuenta la Selección Nacional Mexicana es la fidelidad y pasión de sus fanáticos
De Ubieta
Los seguidores de México hacen de todo para mostrar su pasión por los colores del equipo.

Desde su llegada al aeropuerto Internacional de San Antonio, Texas, los seleccionados se encontraron con el cálido recibimiento de su afición.

Cientos de personas de todas las edades se dieron cita para recibirlos y escoltarlos hasta el hotel de la concertación, lo mismo ocurrió durante el entrenamiento.

Algunos viajaron desde México, otros de diversas partes del estado de Texas e incluso del país, para ver este partido contra Estados Unidos que de amistoso no tuvo nada.

Muchos optaron por alojarse en hoteles del centro, para llegar caminando hasta el estadio, otros con familiares y algunos no sabían dónde pasarían la noche, todo por ver al TRI.

En promedio el costo de una habitación en el centro de la ciudad es de 120 dólares por noche, pero algunos optaron por hoteles fuera del centro por los que pagaron entre 70 y 100 dólares.

El Alamodome se ubica a pasos del Riverwalk, sobre la carretera 37 en accesos fáciles y convenientes aun para el peatón.

Vimos a muchos aficionados mexicanos provenientes del norte de México, llegaron por carretera, pues la ciudad del Álamo queda tan solo a dos horas y media de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Con las caras pintadas, las banderas del país, gritos y porras, animaron a su selección.

Por su parte los Estados Unidos contó también con un nutrido grupo de fanáticos que sin embargo fueron silenciados por la algarabía mexicana, hasta que comenzaron a caer los goles y entonces todo cambió.

Vive USA te presenta una galería con lo mejor de la fanaticada de ambos países.

El batallón de Pancho Villa llega al estadio.
0
Parejas binacionales son muy comunes en Estados Unidos.
1
Luciendo los trajes típicos de México.
2
La cultura popular de ambos países lado a lado.
3
A los aficionados nos les importan las filas.
4
Entre amigos, unos para México otros para Estados Unidos.
5
Las familias se dividen en apoyo a los equipos de ambos países.
6
Rodolfo, Efrén y Omar, originarios del norte de México, reciben al TRI.
7
Ismael de Guadalajara, Jalisco, un fanático de la verde.
8
Diego Corpus de Monterrey, Nuevo León, se encargó de mantener el ánimo de la gente que esperaba la llegada del equipo.
9
Los niños del CRIT llegan a saludar a sus ídolos.
10
Jugadora del equipo de Trinity University se toma la foto con el seleccionado nacional.
11
Sebastiana Martínez de 76 años de edad, originaria de Oaxaca, acudió al aeropuerto para recibir a su equipo favorito
12
Las banderas estadounidenses ondean en el Alamodome.
13
Al inicio del partido, todos confiados.
14
Una chica mira la porra americana, cada vez más grande en los estadios.
15

Tags: