Impugnan la detección de comportamientos sospechosos en aeropuertos

Humberto Cadena

07:08 | Viernes 01 de Mayo 2015

Una organización no gubernamental de Estados Unidos interpuso una demanda contra el programa SPOT (Screening of Passengers by Observation Techniques)
Especial
Agentes entrenados de la TSA monitorizan el lenguaje corporal de los pasajeros de las líneas aéreas como parte del programa de detección de comportamientos sospechosos

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) una querella contra de la Agencia para la Seguridad en el Transporte de Estados Unidos(TSA), para acceder a la información de inteligencia generada por la operación del programa SPOT (Screening of Passengers by Observation Techniques).

Este sistema consiste en la monitorización de las expresiones de los pasajeros en aeropuertos para detectar expresiones sospechosas por parte de agentes especializados.

La ACLU considera que el sistema no está basado en hechos científicamente probados y que pueden significar violaciones a los derechos de los ciudadanos.

El fin de la causa judicial emprendida por la ACLU pretende demostrar que los resultados del programa SPOT no se corresponden con los recursos destinados a esta actividad desde hace 8 años.

El programa utiliza a agentes entrenados para detectar una serie de expresiones corporales que supuestamente evidencian ansiedad como el movimiento compulsivo de los dedos, silbar, sudar de las manos, mantener una mirada fría y penetrante, o una postura rígida.

Las actividades del programa SPOT están vigentes desde el año 2007, a pesar que desde el 2013 la Oficina de Contabilidad Gubernamental señaló que no hay evidencias científicas de que los indicadores de comportamiento puedan ser usados para identificar a personas que representarían un riesgo para la seguridad aérea.

Este sistema de observación de pasajeros ha significado un costo aproximado de mil millones de dólares para detectar expresiones involuntarias que podrían detectar a personas sospechosas de cometer actos terroristas.

Si una persona es detectada como sospechosa, los agentes de la TSA pueden impedir el vuelo del pasajero en cuestión, someterle a un interrogatorio, e incluso remitirlo ante las autoridades policiacas.

De acuerdo con sus críticos, este sistema es demasiado costoso dado que desde su implementación no se ha detectado a ningún sospechoso.

En la red social Linkedin, una serie de profesionistas declaran desempeñarse como Oficiales de Detección de Comportamiento. El salario de estos agentes, de acuerdo con el sitio de empleos Glassdoor, es de 41 mil dólares al año.

También te puede interesar:

¿Tienes síntomas de ser terrorista?

Las absurdas formas de introducir armas a EU
 

Tags: