Método para “producir” carne barata y deliciosa

Rebeca Gómez Galindo

07:00 | Viernes 22 de Mayo 2015

Ingenieros especializados en tejidos han sido capaces en sus laboratorios In vitro de producir “carne” para consumirse como alimento
La shmeat es un producto animal y el método para producirla es muy parecido al que los científicos utilizan para replicar pedazos de piel en humanos
Especial
Para "producir" la "carne" se recolectan las células de un animal vivo, tal como un pollo, cerdo o vaca

Con la intención de reducir la matanza de animales para el consumo de su carne y los miles de millones de granos, un tercio de la producción a nivel mundial, que se cosechan para alimentarlos, el profesor Mark Post de la Universidad Maastricht en Holanda y su equipo presentaron a los medios de comunicación hace dos años una "carne" de hamburguesa producida por ellos en el laboratorio  y sabía tan parecido a la carne que el experimento resultó bastante prometedor.

 Las células se colocan en una solución especial de nutrientes que imita las cualidades de la sangre. Esta solución nutriente ayuda a las células a multiplicarse después se fijan en una lamina esponjosa que se ha empapado con la solución de nutrientes. La lámina u hoja se estira para aumentar el tamaño celular y el contenido de proteína. Por eso " hoja de carne " o shmeat es como se le conoce.

El Washington Post compartió la noticia de que a pesar de los grandes esfuerzos que se han realizado en los últimos años para reducir el consumo de carne por humanos la carne sigue siendo parte esencial de la dieta en todas partes del mundo. 

Las personas que viven en países altamente desarrollados como lo son los Estados Unidos comen un promedio de 95 kilos al año.La gente en los países en desarrollo consumen un promedio de 29 kilos al año. Para el año 2016 se espera un consumo promedio 45 de kilos de carne por habitante del planeta o sea un 10% más del consumo actual.

El gusto por la carne en los humanos nació de las circunstancias en las que vivían nuestros antepasados pues ya en tierra no les quedaba otra que cazar animales para alimentarse. Y ese gusto ha sido heredado por nosotros través del proceso evolutivo.

La carne proporciona nutrientes importantes como el zinc y la proteína y ayuda al crecimiento al igual que proporciona energía. Y el descenso en los precios de la carne la hace más accesible, pero esto desgraciadamente se logra a costa del bienestar de los animales. El gobierno de los Estados Unidos advierte que también es dañino para el planeta y el autor del libro ¿Debemos comer carne?, Vaclav Smil corrobora lo dicho por las autoridades afirmando que la carne se produce con un costo muy alto para el medioambiente.

También te puede interesar

El queso para una dieta vegana

Pavos polémicos: doblan su tamaño en 5 décadas

Más información de Negocios

viveusa.mx