Daños que ocasionan las inyecciones ilegales en glúteos

Eder Corona O.

14:37 | Jueves 02 de Julio 2015

El mercado negro de este procedimiento goza de popularidad en Estados Unidos sin embargo sus consecuencias pueden ser fatales
Instagram
Una cirugía estética debe ser realizada por profesionales certificados

Arterias bloqueadas y un sistema inmunológico son sólo algunas de las complicaciones derivadas de la inyección de sustancias que supuestamente pueden engrandecer el tamaño de los glúteos.

Celebridades como Kim Kardashian y Jennifer Lopez se han convertido en las máximas promotoras de los traseros prominentes, haciendo que muchas mujeres en el mundo traten de emular sus anatomías.

De acuerdo a The Inquisitr el aumento de glúteos es uno de los procedimientos estéticos con mayor crecimiento en Estados Unidos.

Las opciones más comunes para agrandar el tamaño de las retaguardias son los implantes de silicón, la reinyección de grasa –en ocasiones tomada del cuerpo de los pacientes- y la inyección de sustancias.

La última de las tres alternativas, puede encontrarse en el mercado negro de la belleza estadounidense, pero es una práctica contraproducente.

The Inquisitr añade que el costo de estas aplicaciones en el mercado negro es de 2 mil 500 dólares en promedio, incluso pueden ser más económicas en algunas zonas de Estados Unidos.

La sustancia inyectable más común es el silicón, el cual no está aprobado por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos; otros insumos usados son: grasa, hidrogel y algunos poliuretanos.

Vive USA te comparte las consecuencias negativas que pueden provocar las inyecciones de sustancias nocivas para aumentar el tamaño de los glúteos, retomadas de una lista publicada por Live Science.

  • Poco éticas. La mayoría de quienes aplican estas sustancias carecen de certificados o licencias que avalen sus prácticas.
  • Ignorancia del paciente. Quienes reciben las inyecciones de sustancias para agrandar sus glúteos rara vez saben qué fue lo que se les inyectó.
  • Arterias bloqueadas. El silicón puede quedarse en el tejido muscular, pero también desprenderse y dirigirse a las venas provocando coágulos de sangre o bloquear arterias que deriven en la amputación de extremidades o la muerte.
  • Sistema inmunológico. El organismo es capaz de reconocer que el silicón  u otras sustancias inyectadas, son ajenas al cuerpo y podría comprometer al sistema inmunológico quien estará peleando para deshacer el material “intruso”.
  • Infecciones. Los pacientes pueden padecer infecciones derivadas de la aplicación de silicón que también provocarán fallas en el sistema inmunológico.
  • Piel endurecida. Algunos pacientes podrán ver cómo la piel de la zona inyectada se endurece debido a la presión que ejerce la sustancia invasiva. Además se puede afectar el suministro de sangre a la zona y causar muerte del tejido.
  • Rechazo médico. Cuando surgen complicaciones por inyecciones ilegales, los médicos evitan tratar a pacientes afectados pues desconocen la situación y condiciones del procedimiento, lo que minimiza las opciones de recuperación.

Quienes consideren realizarse un procedimiento cosmético, siempre deben acudir con expertos certificados recomienda la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos.

También te puede interesar:

De trasero prominente a cama de hospital

Iggy Azalea “hereda” trasero de J Lo

Tags: