Filántropa ofrece 20 millones de dólares, si el colegio lleva su nombre

Rebeca Gómez

06:46 | Miércoles 19 de Agosto 2015

Más que un acto de filantropía la condición establecida por Weil para hacer su donación de millones de dólares al Colegio Paul Smith parece un acto de egocentrismo
Paul Smith College
La vista area del Colegio Paul Smith puede ser una de la razones por la cual Weil se enamoró de él

El New York Times reportó que hace 20 años Joan Weill apareció en el campus del Colegios Paul Smith y para el entonces en grandes problemas finacieros colegio, ella fungió como una hada madrina.

Joan Weil esposa del multimillonario de Wall Street Sanford I. Weil no se graduó de esta institución pero se enamoró de ella cuando la visitó por vez primera a las orillas del lago Regis.

Es el único colegio con un programa de cuatro años en el área de Adirondack Park y es reconocido por sus programas de administración hotelera y vida salvaje y bosques.

El presupuesto anual de 36.6 millones de dólares es una fuente de ingreso importantísima para el lugar, además de ser un orgullo y representar la identidad de la comunidad del norte del estado de Nueva York.

El profesorado y alumnado junto es de unos 1,000 individuos, el doble de la población del lugar.

Joan ha estado involucrada muy cercanamente al colegio y junto con su esposo han donado millones de dólares. Con las donaciones se han construido y una biblioteca nueva y un centro para estudiantes ambos llevan su nombre.

Al parecer no es suficiente para el ego de la señora Weil y ahora esta ofreciendo donar unos 20 millones de dólares, que el colegio necesita desesperadamente, pero sólo a cambio de que el colegio Paul Smith lleve su nombre.

El colegio fue construido y fundado con dinero y en tierras de Phelps Smith para honrar a su padre, un famoso hotelero. Cuando Smith murió en 1937 pidió específicamente en su testamento que el colegio llevara para siempre el nombre de su padre.

El caso ha sido llevado a la corte pero al parecer el requerimiento de Phelps de "para siempre" no es muy claro. Los alumnos y los vecinos agradecen el ofrecimiento de la señora Weiil pero no ven la razón del cambio de nombre. Y cuestionan la integridad de la filántropa.

MIra la galería para conocer más de Paul Smith College antes que pierda su nombre.

También te puede interesar

¿Qué comen los astronautas?

Ir a la universidad bajo el mandato de Hillary será otro boleto

Para m[as información sobre Educación

www.viveusa.mx

 

 

 

Tags: