Bebé prematuro sorprende en crucero

Diego H. Castillo

14:42 | Viernes 25 de Septiembre 2015

Durante un viaje por el caribe, Emily Morgan dio a luz a su pequeño hijo de cinco meses y el niño está siendo tratado en Miami
Emily Morgan
Haiden nació prematuramente a los cinco meses en un crucero

Emily Morgan, quien tenía un embarazo de cinco meses, viajaba en un crucero de siete días por el caribe cuando, inesperadamente, empezó a sentir dolores de parto durante el segundo día y nació el pequeño Haiden, un bebé prematuro. Sin embargo, la milagrosa y, por momentos, dramática historia apenas comenzaba.

El pequeño prematuro se llama Heiden, nació de cinco meses, pesó únicamente poco más de 500 gramos y ya es considerado el “bebé milagro”. Actualmente está siendo atendido en el Hospital Infantil de Miami, Florida, en donde permanecerá hasta el 19 de diciembre próximo, día en el que debió haber nacido.

De acuerdo con el Washington Post, la mujer originaria de Utah, que iba acompañada por su esposo Chase y su pequeña hija de 3 años, mencionó que se suponía que su bebé nacería en diciembre próximo y que los doctores habían aprobado el viaje, para celebrar el cumpleaños de su primogénita.

Sin embargo, cuenta el diario, las contracciones iniciaron el pasado 31 de agosto a bordo del barco. Cuando su esposo y ella vieron sangre llamaron al personal médico abordo del crucero, pero éste le dijo que no podía dar a luz, por que estaban a 14 horas del puerto más cercano, en Puerto Rico.

Después de dar a luz, los doctores le aseguraron que se trataba de un aborto y que debía descansar, pero ella insistió en ver al bebé. Después de 45 minutos, el bebé seguía con vida, superando las expectativas de todos.

Cuando le pasaron a su recién nacido, envuelto en toallas y con una pequeña máscara de oxígeno, lo escuchó llorar. Esto, junto con su saludable color rosa de piel, eran buenas señales sobre la salud del bebé.

Pese a que el bebé había sobrevivido al nacimiento, aún quedaban muchas horas para llegar a puerto, por lo que tuvieron que improvisar para mantenerlo con vida.  Con una toalla sanitaria en la cabeza, intentaron mantener al bebé caliente, además de que evitaron tocar su piel sensible para no lastimarlo.

Afortunadamente, el capitán del barco aceleró para llegar antes a Puerto Rico y fue lo mejor, debido a que puntos negros empezaban a aparecer en los dedos de Haiden, indicando que la circulación empezaba a fallar. 

De acuerdo a la madre, el bebé está delicado pero progresando, y está siendo alimentado con leche materna. Se espera que esté hospitalizado hasta el 19 de diciembre, cuando debió haber nacido. 

También te puede interesar:

5 cosas que necesitas llevar en un crucero

Descuentos en cruceros de Miami

Tags: