Profesores estadounidenses proponen repensar la historia

Rebeca Gómez

07:50 | Miércoles 14 de Octubre 2015

La historia definida como la narración sistemática de los acontecimientos pasados, relativa a un período o persona en particular, se ha convertido cada vez más sinónimo de controversia en las aulas y las escuelas estadounidenses
Especial
Hoy en día, más de 500 años después de que Cristóbal navegó el océano azul, Colón es igualmente ridiculizado y elogiado

Generaciones de niños en edad escolar han aprendido de memoria la rima que relata el famoso viaje de Cristóbal Colón:

En mil cuatrocientos noventa y dos, Colón navegó el océano azul. Tenía tres naves y se fue de España. Navegó a través del sol, el viento y la lluvia.

Hasta aquí todo suena bien y la mayoría de los padres, alumnos y maestros concuerdan, pero cuando la historia sigue contando que Colón era brillante y valiente surgen las controversias.

The Atlantic, informó que el otoño pasado, la decisión del condado de Jefferson, Colorado, del consejo escolar de reescribir el currículo de la clase de historia avanzada retirando del mismo cualquier mención de "disturbios civiles, conflictos sociales o faltas de respeto a la ley" provocó que cientos de estudiantes abandonarán las aulas en protesta contra la censura.

La Junta General de Colegios fue acusada de flexión a la presión política en la conformación de su plan de estudios de la historia. Sin embargo, aun cuando la enseñanza de la historia en Carolina del Sur, Texas y otros estados se vuelve más polémica, pocas figuras famosas de la historia de América son tan divisivas como Cristóbal Colón.

Comenzando con Berkeley, California, en 1992, las ciudades empezaron a cambiar el nombre del segundo lunes de octubre a “Día de los Pueblos Indígenas ". Desde agosto, ocho ciudades han reemplazado el Día de Colón con el Día de los Pueblos Indígenas, incluyendo varios en sólo la última semana.

Minneapolis y Seattle que adoptaron el nuevo nombre en el 2014, con un grupo de nativos americanos y activistas progresistas que aplaudieron los cambios.

La situación se complica cuando se toman en cuenta los profesores y las escuelas, que a menudo se basan en los libros de texto, materiales y planes de lecciones inundadas con puntos de vista monoculturales angloamericanos.

En Lies My Teacher Told Me, James W. Loewen, profesor de historia, revisa los errores y tergiversaciones comunes en el recuento de la historia de los Estados Unidos desde el primer Día de Acción de Gracias hasta la reconstrucción de la mitología que rodea Colón.

También te puede interesar

Graduados de la Universidad de Stanford súper bien cotizados

La escuela del futuro que se encuentra en San Francisco

 

 

Tags: