Las poses que te dan poder

Rebeca Gómez

07:00 | Martes 20 de Octubre 2015

La psicóloga de Harvard Amy Cuddy demostró que algunas posturas sencillas adoptadas en público o en privado, sirven para dar confianza en sí mismo al instante e incluso pueden lograr una transformación fisiológica
Especial
La pose conocida como de El Jefe, sentado frente al escritorio con las manos cruzadas detrás de la cabeza y los pies sobre el escritorio

De acuerdo al New York Guides, investigaciones como la de Cuddy y la de otra psicóloga Jessica Tracy, muestran que las poses, llamadas por ellas de poder, son una manera innata de mostrar orgullo, que incluso los atletas ciegos, aunque nunca han visto a nadie hacer esto, levantan sus brazos después de ganar en lo que se conoce como la pose del ganador y los perdedores dejan caer los hombros y entrecierran el pecho.

"Hay una relación muy profunda entre la pose y el orgullo ", concluye Jay Van Bavel, profesor asistente de psicología en la Universidad de Nueva York.

Los investigadores también descubrieron que las poses de alto poder en ciertos sujetos con malas intenciones les darían más probabilidades de robar dinero, hacer trampa en un examen, y cometer violaciones de tráfico. Ejemplos negativos de el poder de las poses son el asesino Oscar Pistorius y Marion Jones por uso de esteroides.

Una de las poses más conocidas es la de El político, ésta postura, característica de los políticos como Barack Obama, poniéndose de pie mientras se inclina ligeramente hacia delante sobre el escritorio, tiene un efecto que lo eleva a uno sobre los demás, refleja su capacidad de asumir riesgos.

La investigación de Cuddy encontró que el 86 por ciento de los sujetos puestos en poses de alta poder, con el pecho abierto durante dos minutos, deciden llevar acabo lo propuesto.

La recomendación es adoptar una de las llamadas poses del poder por dos minutos y supuestamente se sentirá más seguro de si mismo, en la galería podrás conocerlas.

También te puede interesar

5 razones médicas por las que te pueden detener en seguridad

Manicomios abandonados y embrujados

 

Tags: