Mi trabajo me está matando

Rebeca Gómez

07:03 | Viernes 30 de Octubre 2015

A la gente le gusta quejarse de su trabajo, incluso exagerar y decir que lo está matando, para ciertos grupos de estadounidenses es una realidad trágica
Especial
La gente rica ha podido alargar sus vidas, reveló el estudio

El Washington Post reportó que, un nuevo estudio realizado por investigadores, tanto de Harvard como de Stanford, ha cuantificado, qué tanto un ambiente de trabajo estresante reduce los años de vida de los trabajadores.

El estudio sugiere que los años de vida perdidos por estrés en una persona varían según su raza, niveles de educación y género.

Las expectativas de vida cambian significativamente de estado a estado en los Estados Unidos y la etnicidad también influye, resultando en variaciones hasta de 33 años de vida, según los investigadores.

Un estudio encontró que los hombres y las mujeres con menos de 12 años de educación tenían una esperanza de vida que aún estaban a la par con la mayoría de los adultos de los años 1950 y 1960. La crisis financiera y la recesión posterior, que puso a mucha gente en peligro económico, pueden haber agravado este efecto.

El estudio también reveló que la inseguridad laboral, largas horas de trabajo, demandas exageradas y otros factores de estrés también pueden reducir la esperanza de vida de los trabajadores.

Los datos muestran que las personas con menos educación tienen muchas más probabilidades de acabar en puestos de trabajo menos saludables. Las personas con el más alto nivel de instrucción fueron menos afectados por estrés en el trabajo que las personas con menos educación, informó el estudio.

La raza y el género también jugaron un papel importante. Los negros y los hispanos perdieron más años de vida a causa del trabajo que los blancos. Las mujeres hispanas educadas perdieron significativamente más años de vida útil que los hombres hispanos educados.

En todos los grupos, el desempleo y los despidos, y la falta de seguro de salud fueron los factores que ejercieron mayor influencia.

Los investigadores concluyeron que se tiene que centrar más en la creación de entornos de trabajo saludables, especialmente para los trabajadores con menor educación.

También te puede interesar

El queso, ¿tan adictivo como la mariguana?

Los átomos se inmovilizan al observarlos, confirma Cornell

 

 

Tags: