El hombre congelado que regresó a la vida

Diego H. Castillo

07:03 | Sábado 23 de Enero 2016

Un hombre de Pensilvania murió de hipotermia extrema, pero gracias a la atención oportuna, volvió a la vida
Hospital de Lehigh Valley
Justin Smith fue atendido por médicos del Hospital de Lehigh Valley, ubicado en McAdoo, Pensilvania

Un hombre estadounidense murió congelado, pero gracias a la atención médica especializada, volvió a la vida. Los doctores describen su caso como un "milagro médico" y aseguran que es difícil que una persona pueda sobrevivir a una hipotermia extrema.

A decir del sitio Medical Daily, en febrero de 2015, Justin Smith, un habitante de McAdoo, Pensilvania, iba de regreso a casa después de una reunión, cuando tropezó y cayó inconsciente en la nieve.

Al ver que no había llegado a dormir, su padre, Don Smith, salió a buscarlo a la mañana siguiente y lo encontró enterrado en la nieve sobre una banqueta. Su hijo estaba azul y no tenía pulso, razón por la que pensó que su hijo estaba muerto.

Los paramédicos que llegaron al lugar, según el medio citado, tampoco encontraron signos vitales y detectaron que su temperatura corporal estaba por debajo de los 20 grados centígrados.

Sin embargo, los paramédicos consultaron al médico Gerald Coleman, del Hospital de Lehigh Valley, quien no quiso cerrar el caso tan rápido y ordenó que le aplicaran a Justin reanimación cardiopulmonar, pese a que no tenía pulso. Los paramédicos le dieron respiración boca a boca mientras los trasladaron al hospital.

Ahí, a decir de Medical Daily, el médico James Wu, recomendó conectar a Justin a una máquina de oxigenación por membrana extracorporal para calentar y oxigenar la sangre del afectado, método que era la última esperanza por salvarlo.

De acuerdo con el medio citado, tras permanecer hora y media conectado, la temperatura de Justin comenzó a subir y su corazón comenzó a latir por sí solo. Sus signos vitales resurgieron, pero su cerebro no mostró actividad, razón por la que estuvo 15 días en coma.

Por fortuna para él y su familia, según cuenta el sitio, Justin Smith despertó ileso de sus pulmones, corazón y cerebro, aunque se le tuvieron que amputar algunos dedos del pie y los meñiques, por gangrena.

Justin Smith salió del hospital en marzo y volvió a su casa el 1 de mayo del 2015, hace su vida con normalidad. "Este caso me ha enseñado que a veces tienes que confiar en tu intuición, aunque la lógica te diga todo lo contrario", declaró el doctor Coleman.

También te puede interesar:

Mexicano crea vacuna contra recurrencia del cáncer en EU

Los 5 mejores hospitales de California

Tags: