Fingir en el trabajo perjudica la salud: Investigadores

Humberto Cadena

07:00 | Miércoles 27 de Enero 2016

La universidad Northwestern avaló una investigación que demuestra por primera vez de manera empírica la relación entre la moral, la salud y la productividad laboral
Especial
Fingir comportamientos en el ámbito laboral provoca sentimientos de culpa y la necesidad de purificación, de acuerdo con un estudio avalado por la universidad Northwestern

Fingir en el ambiente de trabajo tiene un costo en términos de estrés psicológico debido a que crea el sentimiento de inmoralidad, de acuerdo con un estudio difundido por la facultad de administración Kellogg de la Universidad Northwestern.

De acuerdo con Maryam Kouchaki, experta en administración y cultura organizacional, es importante considerar el estrés que generan los comportamientos fingidos, produciendo sentimientos negativos que eventualmente pueden perjudicar la salud.

Esta investigación es la primera demostración empírica de la relación entre la autenticidad y la moral.

Mediante cinco experimentos, los investigadores descubrieron que los participantes del experimento expresaron sentimientos de moralidad impura al recordar situaciones en las que se comportaron de manera poco auténtica.

Los investigadores también encontraron que en las personas que reportaron comportamientos fingidos en sus ambientes laborales también desarrollaron una necesidad de auto purificarse.

En una de las partes del estudio, los participantes que declararon haber sido poco auténticos en sus ambientes profesionales utilizaron un mayor número de palabras relacionadas con la limpieza, como lavado, regadera y jabón.

También detectaron que el comportamiento fingido puede hacer que las personas adopten comportamientos "prosociales" como ofrecer ayuda o donar dinero, sin realmente desearlo.

En términos administrativos, los costos para las organizaciones son la de contar con personal poco involucrado con los objetivos, frustración y alta rotación laboral.

Para los empresarios el tema representa reconsiderar cuánta libertad de ser auténticos se proporciona a los empleados en una posición determinada.

La investigadora Mayram Kourachi de la escuela de administración de Kellog cuenta con un doctorado en Comportamiento Organizacional y tiene experiencia académica en las universidades de Utah y Harvard.

La Kellogg School of Management es la facultad de estudios administrativos y organizacionales de la Universidad Northwestern, con sede en Evanston, Illinois.

También te puede interesar:

Los mejores trabajos en EU durante 2016

12 consejos de la Universidad de Berkeley para la felicidad

 

Tags: