Viajes a EU, ¿afectados por culpa de Trump?

Diego H. Castillo

07:03 | Martes 18 de Abril 2017

Durante los primeros 100 días de Donald Trump como presidente, la confusión y la incertidumbre reinan en el turismo estadounidense
Maletas de turistas en espera de viajar a destinos de Estados Unidos
Adobe Stock
El turismo a Estados Unidos podría verse afectado durante la administración de Trump

Durante los primeros 100 días de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, la confusión y la incertidumbre se han convertido en la nueva realidad para la industria de viajes de Estados Unidos y los viajeros de todo el mundo. Solo el tiempo dirá si las políticas migratorias estadounidenses afectarán o no al turismo.

De acuerdo con el sitio Skift, cuando Donald Trump fue elegido presidente, la industria de viajes estaba convencida que tener un hotelero de lujo en la Oficina Oval ayudaría a avanzar en sus objetivos. Sin embargo no ha sido así.

Tras la orden ejecutiva acerca de la prohibición de viajar a ciudadanos de siete países, los viajeros, particularmente aquellos que son musulmanes o proceden de países predominantemente musulmanes, han reportado extenuantes inspecciones de aduanas en aeropuertos de los Estados Unidos que faltan a la legalidad.

Ante ello, Skift consultó a especialistas acerca de qué podría esperarle al turismo de Estados Unidos durante los próximos cuatro años, específicamente en algunos rubros:
 
Hotelería
 
El CEO de hoteles Hilton, Christopher Nassetta, y el presidente de Marriott, Arne Sorenson, David Kong, no fueron tan positivos en su punto de vista, ya que no interpretaron el aumento post-electoral en los viajes de negocios como un presagio del negocio de viajes corporativos en 2017.
 
Asimismo, según Skift, el CEO de Marriott, Sorenson, expresó preocupación por el tipo de mensaje que la prohibición de viajar de Trump estaba enviando al resto del mundo. Señaló que algunos grupos están eligiendo llevar sus reuniones y eventos a destinos fuera de los Estados Unidos por temor de que no todos sus asistentes puedan ingresar.
 
Los Trump Hotels han tenido su cuota de escrutinio, pero han cambiando su estrategia al crecimiento a nivel internacional para evitar potenciales conflictos de interés, de los cuales muchos todavía permanecen.

También lee:

¿El avión de Donald Trump es mejor que el Air Force One?
El magnate posee un avión privado de lujo que, según sus palabras, es mejor que el que pertenece al gobierno estadounidense

 
Aerolíneas

Los CEOs de las aerolíneas estadounidenses tenían grandes esperanzas en la Administración Trump y, aunque eventualmente podrían obtener algo de lo que habían deseado, no ha cambiado mucho la política de aviación.
 
Hay un consenso general de que los Estados Unidos deben reformar su sistema de control de viajes aéreos, convirtiéndolo de una empresa administrada por el gobierno en una corporación privada sin fines de lucro. Entre las grandes aerolíneas estadounidenses, sólo Delta Air Lines se opone, y la compañía dice que el sistema funciona bien como lo es.
 
Las tres grandes aerolíneas estadounidenses, Delta, United y American están disgustadas porque los Cielos Abiertos permiten a Etihad, Emiratos y Qatar operar rutas sin escalas entre Europa y los Estados Unidos, incluido el nuevo servicio Athens-Newark de Emirates. Les gustaría que la Administración Trump detuviera rutas que compiten directamente con algunos de sus vuelos y tal vez incluso tapan el número de salidas continuas que las líneas aéreas pueden ofrecer desde Oriente Medio a los Estados Unidos.
 
Sin embargo, compañías aéreas como JetBlue Airways y Alaska Airlines no están de acuerdo porque tienen sólidos y rentables acuerdos de código compartido con Emirates. Emirates se basa en JetBlue para trasladar pasajeros a Boston y Nueva York, donde se conectan a los vuelos a Dubai. Alaska hace lo mismo para los Emiratos en Seattle.
 
Turismo
 
Hasta el momento, Donald Trump ha dicho a los viajeros internacionales que Estados Unidos no es tan acogedor como cuando estaba como presidente Barack Obama.
 
Ante ello, los CEOs de toda la industria de viajes han criticado las acciones de Trump y pidieron políticas de seguridad que abarcó la libertad de viaje en lugar de restringirlo. Los CEO de los viajes temían que la prohibición de viajar involucraría a viajeros de otros países que no forman parte de la prohibición simplemente por los mensajes mezclados que envía.
 
John Percy, presidente y director ejecutivo de Niagara USA, la organización de marketing de destino de Niagara Falls, Nueva York, dijo que está en un "esperar y ver modo" con respecto a su presupuesto de marketing para el próximo año a la luz de la política nacional.
 
Desde que asumió el cargo, Trump viaja a su mansión y club privado Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida. Ello podría ayudar a atraer a más turistas a visitar la Florida, pero otros destinos no anticipan ningún golpe de Trump.
 
Las juntas de turismo en Nueva York y Los Ángeles, por ejemplo, ya han dicho que anticipan menos visitantes internacionales en 2017 que el año pasado debido a la prohibición de viajar ya la política estadounidense. Brand USA, el brazo nacional de marketing de turismo del gobierno de Estados Unidos, dijo que su reciente encuesta encontró que la política estadounidense es cada vez más una razón por la cual los viajeros internacionales están cancelando o rechazando los planes de viaje a destinos estadounidenses.
 
Muchos viajeros mexicanos ya han demostrado que están eligiendo Canadá este año sobre los EU y la Organización Mundial del Turismo de Naciones Unidas dijo que el país de Trump ya ha perdido 185 millones de dólares en gastos turísticos de la prohibición de viajes y podría perder más de un billón de dólares para el final de 2017.
 
Algunas juntas de turismo de los Estados Unidos, como la ciudad de Nueva York, han lanzado campañas de mercadeo para combatir el mensaje desagradable de la Administración Trump. Pero la persona que los viajeros internacionales quieren oír de para tranquilizarlos de su seguridad y hospitalidad es ante todo Presidente Trump.
 
Sitios de reservación

Agencias de viajes en línea de Expedia a TripAdvisor y ejecutivos de aplicaciones como Airbnb y Lyft estaban entre los opositores corporativos más vociferantes de las prohibiciones de viaje del Presidente Trump y la construcción de un muro a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.
 
Éstas compañías de viajes consideran que en sus intereses económicos se oponen a las políticas presidenciales que limitarían los viajes a los Estados Unidos por política o por la consecuencia aparentemente no deseada de apartar a los viajeros internacionales debido a la retórica discordante de pasar por la aduana de los Estados Unidos.
 
Viajes de negocios
 
Los ejecutivos de viajes de negocios parecían esperanzados al principio de que la charla de Trump sobre mejoras en infraestructura y regulaciones reducidas, así como el aumento del mercado bursátil en los meses posteriores a las elecciones, sería positiva para la industria.
 
Pero apenas una semana después de la toma de posesión se produjo una orden ejecutiva que prohibía los viajes de siete países musulmanes mayoritarios, un caos generalizado y un elemento de incertidumbre que amenazaba el optimismo anterior.
 
La Asociación de Viajes de Negocios Globales se dirigió a fuentes de la industria para obtener datos sobre reservas de viajes de negocios, que incluyeron transporte en hoteles, aire y tierra, y calculó que 185 millones en reservas se perdieron en la semana después de la prohibición fue anunciada.
 
La noticia estaba llena de historias de viajeros retirados de los vuelos y detenidos en los aeropuertos, lo que obligó a las empresas a considerar cómo sus propios empleadores podrían ser tratados.

También lee:

Industria turística de EU afectada por medidas de Donald Trump
Ante las políticas migratorias del presidente, turistas de todo el mundo están limitando sus viajes hacia destinos de Estados Unidos

Tags: