"#SalónMUNAL", evento con rigor para cuidar del patrimonio

Redacción

06:00 | Martes 30 de Mayo 2017

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 30 (EL UNIVERSAL).- En el Salón de Recepciones del Museo Nacional de Arte, donde tuvo lugar la actividad "#SalónMUNAL", del artista Daniel Godínez, se han bailado géneros musicales como tango, en una noche de museos de febrero de 2011, relató el propio artista en dos mensajes que publicó el domingo en Facebook.
Tras la polémica generada por esta actividad cultural, paralela a la exposición "Melancolía", Godínez recalcó que para hacer un proyecto así se trabaja con meses de antelación con el equipo del museo, se realiza con el rigor y escrutinio de Protección Civil para resguardar el patrimonio y se cuidan incluso los decibeles de la música.
"Salón Munal. Donde las penas se van bailando", que inició el 19 de mayo, generó dos peticiones en la change.org, la primera buscaba que se suspendiera la actividad y la renuncia de la directora del museo, Sara Baz; la segunda pedía que no se suspendiera. Hasta este lunes, 743 personas apoyaron la primera petición y la segunda tenía mil 71 firmantes.
Godínez, egresado de Artes Visuales de la ENAP de la UNAM y maestro de esa Universidad, resaltó que su pieza busca "resignificar la opulencia y el uso histórico del Salón de Recepciones a partir del baile y la salsa". El artista celebró que el museo decidiera dar continuidad al "#SalónMUNAL" (los viernes 2 y 9 de junio en el Patio de los Leones del Munal de 16:00 a 18:00 horas).
La actividad, detalló, consiste en abrir al público este espacio, "que muchas veces ha sido empleado por la élite del país para eventos privados".
Agregó que es fundamental continuar el debate sobre el uso de los espacios públicos destinados a la cultura, romper el elitismo que rodea a estos recintos y asumir que los valores con los que se percibe el patrimonio, arte y cultura están en constante transformación.
En Facebook, Godínez dejó abierto el debate: ¿De qué manera un espacio público configura y restringe su agenda? ¿Quienes deciden y qué criterios emplean para determinar el uso de los espacios patrimoniales? ¿Dónde queda lo popular en la cultura? ¿Lo popular tiene pertinencia en estos espacios mientras se represente con maestría y se convierta en algo culto?