Dromomanía, la adicción a los viajes capaz de destruirte

Diana Espinoza

07:00 | Jueves 13 de Julio 2017

Viajar también puede convertirse en un problema cuando pasa de ser un deseo a una compulsión
mapas
La dromomanía es la inclinación obsesiva o patológica para trasladarse de un lugar a otro.

Foto: Public Domain Pictures
0
mujer turista
Aunque viajar tiene múltiples beneficios, la adicción conlleva problemas.

Foto: Pixabay
1
ala de avión
Si gastas todo tu dinero y te endeudas por viajes, ten cuidado.

Foto: Pixabay
2
viaje en la carretera
No es normal ver un viaje como la oportunidad de escapar de tu realidad.

Foto: Pixabay
3
Hombre turista tomando fotos
Pon atención si has perdido trabajos y parejas por tu obsesión.

Foto: Pixabay
4
hombre en el Gran Cañón
Si al viajar, presumes en redes sociales una vida más lujosa a la tuya y todo es mentira.

Foto: Wikimedia Commons
5
hombre con maleta
Si viajas por impulso y sin razón

Foto: Max Pixel
6
  • mapas
  • mujer turista
  • ala de avión
  • viaje en la carretera
  • Hombre turista tomando fotos
  • hombre en el Gran Cañón
  • hombre con maleta

Viajar es una de las actividades que conlleva más felicidad para los seres humanos. Salir de la rutina diaria disminuye el estrés; conocer nuevos lugares renueva nuestra capacidad de asombro y al salir de nuestro entorno también aumenta la creatividad.

Sin embargo, viajar también puede convertirse en un problema cuando pasa de ser un deseo a una compulsión. La dromomanía es la inclinación obsesiva o patológica por trasladarse de un lugar a otro y, aunque sea difícil de comprender, representa una enfermedad en la vida de algunas personas.

Uno de los casos más famosos sucedió en 1886. Un hombre llamado Jean-Albert Dadas llegó exhausto a un hospital de Brudeos. No sabía cómo había llegado hasta ahí. Estaba agotado por recorrer a pie Europa, sin razón aparente.

No te pierdas 

Siete razones por las que las parejas viajeras son más felices
En estas vacaciones, te decimos por qué viajar puede hacer tu relación de pareja más fuerte y feliz.

Según el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos mentales, los dromómanos tienen impulsos anormales por viajar. La planificación no es parte de su vida, pues están dispuestos a gastar todo su dinero, a endeudarse, perder empleo y alejarse de su familia con tal de salir al mundo.

Los especialistas explican que en su búsqueda de nuevas experiencias, los adictos a los viajes se aíslan. Recorrer el mundo es su opción para escapar de la realidad y adentrarse en un mundo donde nada importa.

Actualmente, las redes sociales influyen de manera importante en los coleccionistas de experiencias. En la búsqueda por visitar mejores destinos y restaurantes, viven una vida ajena e incluso transforman su personalidad.

La dromomanía también puede desembocar en lesiones físicas, pues las personas pueden aventurarse sin medir las amenazas naturales.

En el portal “Nómadas del siglo XXI”, una persona que se hace llamar “La Gavita” cuenta su experiencia con dromómanos. “He visto a numerosas personas para quienes esto es tan grande como un síndrome de estrés postraumático. He visto gente deprimida y finalmente desaparecer del radar, dejar a sus seres queridos atrás y convertirse en autoexiliados”.

Para identificar las señales de la dromomanía consulta nuestra galería.

Recomendamos 

8 viajes en Estados Unidos y Canadá que tienes que hacer al retirarte
Viajar es uno de los propósitos de la gente que se retira de trabajar, y estos son los lugares que muchos desean visitar

Tags: