Con las garras puestas

Redacción

06:00 | Sábado 22 de Julio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, julio 22 (EL UNIVERSAL).- Tras jugar su primer año futbolístico como puma, Abraham González ya vivió las dos caras de la moneda en la cancha y confía en recuperar el brillo universitario.
En su primera campaña en México, hasta se dio el lujo de anotar goles, pero en el Clausura 2017 bajó su nivel y junto al resto del equipo se quedó fuera de la Liguilla.
Así que ante bajas tan importantes como la de Darío Verón y Matías Britos, el español asume el reto de encabezar la renovación felina rumbo al título.
Luego de resolver algunos malentendidos con la directiva auriazul, González decidió seguir como universitario, faceta que afirma, nunca quiso terminar. Y para ratificarlo, el ibérico quiere ser un referente de la institución.
"Sería un orgullo ser un emblema en un equipo como Pumas; estoy listo, eso me queda muy claro. Eso lo decidirá la gente pero voy a dejar todo en la cancha como he hecho siempre", sentenció.
Cuestionado sobre lo que espera del equipo en el torneo que inician este domingo enfrentando a Pachuca, señaló, "Pachuca tiene bases importantes, aunque cuenta con jugadores que están en la Copa Oro. Keisuke Honda no sabemos si jugará porque acaba de llegar, pero siguen teniendo un buen equipo. A mí el que más me gusta es Urretaviscaya, será peligroso".
Más allá de lo que presente el rival, el mayor reto significa acabar con sus propias carencias en la zaga.
"En el torneo pasado recibimos muchos goles pero no estamos preocupados, éste es un nuevo torneo y hemos trabajado mucho eso".
RECUPERA GOLEADOR
Nicolás Castillo está listo para jugar, mientras que Mauro Formica está en duda para alinear.