Okamura, con la fe intacta

Redacción

06:00 | Viernes 28 de Julio 2017

CIUDAD DE MÉXICO, julio 28 (EL UNIVERSAL).- Darle la espalda a casi 25 años de azotarse en los cuadriláteros no es nada sencillo. Así que la peor lesión que ha sufrido como luchador no será suficiente para alejar a Okumura del mundo que le dio sentido a su vida.
El 22 de febrero del año en curso ya quedó marcado en la memoria del esteta japonés, un movimiento equivocado, un accidente en un entrenamiento en el gimnasio de la arena México lo mandó a la lona. Lo operaron casi dos meses después de las cervicales, y ahora enfrenta la cruel batalla por volver a luchar.
Cuatro meses había sido su período más largo fuera de los encordados, hoy, luce tranquilo pero reconoce que no ha sido nada sencillo.
"A cualquiera le podía pasar, así que no tenía que ponerme mal con el chavo que estuvo involucrado y ahora sólo pienso en volver. Esta vez es más complicado pero ya estoy entrenando y haciendo la rehabilitación, como un novato con deseos de volver".
Regresar al cuadrilátero es su motivo en cada nuevo día y no duda lograrlo. Aunque haya tenido que alejarse físicamente de su pasión, la observa de reojo, "desde que me lastimé no he venido a una función en la arena México, porque me da nostalgia, así que sólo vengo a entrenar. Extraño mucho luchar y lo que significa trabajar aquí. A veces veo las funciones por Internet, es una forma de quitarme la espinita, en principio traté de no hacerlo pero no aguanté".
Está claro que quiere regresar este año, ya entrena cardio y pesas, todavía no se reencuentra con su amada lucha, pero cuenta los días para hacerlo. "Es mi vida, extraño el ambiente, son 23 años como profesional. Tras cinco meses sólo quiero recuperar mi lugar".