América vence a los Pumas en el clásico capitalino

Redacción

23:12 | Sábado 05 de Agosto 2017

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 5 (EL UNIVERSAL).- Un penalti cobrado por el mediocampista Cecilio Domínguez decidió para los azulcrema el partido entre América y Pumas, que tuvo lugar la noche de este sábado en el Estadio Azteca.
El futbolista paraguayo va en camino a ser uno de los favoritos de la afición con su participación en momentos importantes: después de que su compañero Silvio Romero había fallado un penal cobrado a lo "panenka" en el primer tiempo, el "10" de las Águilas tomó el balón para cobrar un segundo tiro de castigo a su favor. Repitió la dosis y acertó; el arquero Saldívar no aguantó al centro como lo había hecho minutos atrás y se venció.
El partido fue una disputa intensa por cada balón, donde los pequeños descuidos podían provocar la pérdida del esférico, pero el equipo azulcrema fue el que se desempeñó de mejor forma en la delantera, aunque Agustín Marchesín también tuvo importante papel para evitar la caída de su marco en un par de ocasiones del primer tiempo.
Las Águilas iniciaron las acciones en el marcado con un contragolpe encabezado por Darwin Quintero por la banda derecha; antes de entrar al área mandó un centro precisó y bombeado que recibió Oribe Peralta en soledad, y frente a la salida del partido conectó con un sutil remate para superarlo por arriba y mover la red. Ventaja temprana al minuto 20.
Trece minutos después los felinos darían un golpe importante: el "Avión" Calderón entró hasta el fondo de la banda derecha de las Águilas y metió una diagonal entrando al aréa; su compañero Mauro Formica recentró hasta el otro poste y el goleador chileno, Nicolás Castillo, remató sin dar posibilidad de llegar al guardameta.
Al '45 el silbante Erick Yair Miranda marca un penal contra los Pumas. Romero tira bombeado pero falla ante la reacción de Saldívar, quien estaba por lanzarse a su costado derecho y alcanzó a recular.
El segundo tiempo era igualmente disputado y fue hasta el '79 que, tras una mano de Nicolás Castillo en el área grande, Cecilio Domínguez levantó el balón desde el manchón de once pasos para así dar la victoria a la escuadra emplumada, en una entretenida edición del clásico capitalino.