10 alimentos que pensabas son saludables pero no lo son

Ximena Cassab

06:02 | Lunes 07 de Agosto 2017

Olvídate de estos alimentos si quieres cuidar tu cuerpo
  1. Cereales confitados. Aunque en el empaque se mencionen vitaminas y minerales para una alimentación saludable, algunos tienen tanta azúcar como un caramelo. Al producir este dulce, se eliminan muchos de los minerales y vitaminas. Para compensarlo, les añaden complementos sintéticos.
    Si quieres disfrutar de cereales intenta comerlos sin azúcar y con fruta natural.
0

2. Leche descremada. Tiene menos calorías como vitaminas A, D, E y K, las cuales si se pueden encontrar en la leche entera. Además, se agregan componentes que aumentan el colesterol y daña las arterias.

1

3. Barras energéticas. La promesa de venta es brindarnos más energía, proteínas y vitaminas esenciales para nuestro cuerpo, pero en realidad, son caramelos disfrazados, ya que están repletas de azúcar y jarabe de maíz con fructuosa. En pocas palabras, son grasas trans y endulzantes artificiales.

2

5. Pan integral. Hay panes integrales multicereales, pero ¡no te dejes engañar! Todos utilizan parte de harina de trigo, la misma que el pan blanco. Algunos suelen tener aceites hidrogenados, endulzantes artificiales, jarabe de maíz con fructuosa, conservantes y colorantes. 

3

6. Jugos de frutas. Aunque no lo creas, estos jugos tienen algunas vitaminas, pero las calorías y el azúcar que contienen es muy alto. Por ejemplo, un vaso de jugo de uva contiene 170 calorías, 42 gramos de carbohidratos y 40 gramos de azúcar. 

4

8. Yogur. La mayoría, incluso los que son bajos en grasa, contienen jarabe de maíz de alta fructuosa, azúcar y almidón. Algunos contienen endulzante artificial que pueden incrementar tu insulina. Mejor opta por consumir un yogur natural y agrega la fruta tú mismo.

5

10. Ensalada César. No todas las ensaladas suelen ser saludables. Especialmente esta, ya que contiene entre 300 y 400 calorías y 30 gramos de grasa por todos los aderezos.

6

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase “somos lo que comemos”? Si en realidad hacemos un recorrido por todos los estantes del supermercado, tomamos los productos que compramos y revisamos las etiquetas, nos percataremos de que nuestra dieta probablemente es menos sana de lo que pensamos.

“Contiene Omega 3”. “Sin colesterol ni grasas saturadas”. “Cero gluten”. “Libre de lactosa”. “Ayuda a reforzar nuestras defensas”. Son solamente algunas frases con las que nos bombardean día con día en los empaques de los alimentos. A primera vista, los productos que consumimos parecen ser comida sana. Pero su masificación y proceso de producción les ha hecho perder lo nutritivo.

Te puede interesar 

La dieta de Khloé Kardashian para un vientre plano
Con un régimen de siete comidas, la celebridad ha perdido más de 10 kilos

En el momento de decidirnos por un producto entra en juego todo un aparato de la persuasión, el cual comienza en los medios de comunicación y con el estereotipo obsesionado de la juventud. Se vende la idea de que si no te cuidas cuando eres joven, al llegar a la tercera edad estarás acabado.

“Tenemos obsesión por estar jóvenes, guapos y sanos. Ese es el pack. Y esos mismos medios, nos publicitan además unos productos que nos prometen estar así. Nosotros, que tenemos el cerebro lavado, nos lo creemos porque confiamos en que exista una regulación para que no haya mentiras y nos fiamos también de las empresas y los establecimientos que nos lo venden. Si nos lo venden en farmacias dices:

No te pierdas 

10 dietas de famosos que seguro te matan
Los famosos deben hacer sacrificios enormes para mantenerse en la talla ideal o para cumplir con las exigencias de un personaje


‘Esto tiene que ser bueno’. No es que sea malo, pero bueno tampoco”, declaró en una entrevista realizada en 2014 para Antropología Nutrición, la psicóloga Ana Isabel Gutiérrez Salegui.

En nuestra galería te dejamos algunos elementos que no son tan saludables como pensabas.

Tags: