La fatiga y enfermedades severas están relacionadas: Harvard

Diana Espinoza

07:00 | Lunes 21 de Agosto 2017

Es normal tener una noche de fatiga, pero si es duradera puede ser signo de enfermedad
El estrés eleva la tensión arterial.
Dormir mal. Te cuesta trabajo conciliar el sueño y cuando lo logras, sueles dormir poco o tienes pesadillas. Si te cuesta trabajo levantarte porque no podías dormir, tu cuerpo te avisa que estás bajo mucha presión. Foto: Freepik
0
¡Cuidado! Puede ser motivo para subir de peso.
Te sientes cansado aunque duermas mucho. Aunque hayas dormido tus ocho horas diarias, te levantas y te sientes cansado como en aquellos días en los que te desvelas. Foto: Freepik
1
Puede volverte propenso a sufrir ataques al corazón.
Resfriados frecuentes. Cuando estás bajo un estrés muy elevado, tu sistema inmunológico se puede afectar, ya que tu cuerpo no cuenta con la energía suficiente para protegerse de las enfermedades más comunes. Si has sufrido resfriados con frecuencia, ¡cuidado! Foto: Freepik
2
Puede influir en la generación de nuevos recuerdos.
Dolores musculares. Especialmente en el cuello y espalda, las zonas donde la tensión se acumula. Esto aumenta cuando trabajas sentado en una silla incómoda o frente a un escritorio con una altura inadecuada. Foto: Freepik
3
Daña el cabello.
Preocupación. Si notas que ya saliste de la oficina o tu trabajo y estás pensando en lo que debes hacer al día siguiente o la próxima semana, estás estresado. Considera tomarte un respiro y dedicarte un momento para ti. Foto: Freepik
4
El estrés genera envejecimiento prematuro.
Te irritas fácilmente. Si últimamente notas que tus emociones se alteran con facilidad, hazle caso a tu cuerpo y relájate. Foto: Freepik
5
El 43% de las personas se enferman por el estrés.
Tu hambre cambia. Puedes tener muchísima hambre y querer comer todo el tiempo o, por lo contrario, si te saltas el desayuno y no tienes mucho apetito, algo no está bien. Foto: Freepik
6
El 90% de las personas que van al médico es por estrés.
Dolores en el estómago. Es posible que estés experimentando dolores constantes. El sistema digestivo es muy sensible al estrés, por lo que ante la menor provocación, reaccionará. Foto: Freepik
7
El estrés genera diversos problemas de salud.
Te sientes solo. Aunque estés rodeado de compañeros de trabajo o en la escuela, puedes sentirte la persona más solitaria del mundo. El estrés puede generar un aislamiento, ya que puedes tomarte la presión como algo personal. Foto: Freepik
8
Se ha descubierto que es precursor del suicidio.
Ansiedad. Diferentes escenarios pueden surgir cuando estás bajo presión. Por ejemplo, sueles ser negativo y pensar en el peor escenario. Si prestas atención a tus pensamientos y descubres que son fatalistas, puedes tener estrés. Foto: Freepik
9
  • El estrés eleva la tensión arterial.
  • ¡Cuidado! Puede ser motivo para subir de peso.
  • Puede volverte propenso a sufrir ataques al corazón.
  • Puede influir en la generación de nuevos recuerdos.
  • Daña el cabello.
  • El estrés genera envejecimiento prematuro.
  • El 43% de las personas se enferman por el estrés.
  • El 90% de las personas que van al médico es por estrés.
  • El estrés genera diversos problemas de salud.
  • Se ha descubierto que es precursor del suicidio.

Es normal que después de un día de trabajo te sientas tan fatigado que sólo desees quedarte recostado. Sin embargo, deberías recuperarte después de una reconfortante noche de sueño.

Pero si la fatiga ocurre con mayor frecuencia y es más duradera podría ser un signo de enfermedad severa. Aunque el cansancio se relaciona con el envejecimiento, no hay ninguna razón para que sea continua.

"Todo el mundo se cansa a veces, y su resistencia puede disminuir con la edad, pero nunca debe estar demasiado fatigado para disfrutar de un estilo de vida activo", señala Suzanne Salamon, médico de Harvard.

Recomendamos 

Libera el estrés sin salir de la oficina
Existen sencillas prácticas para liberar tensión acumulada durante las horas laborales

De acuerdo con la universidad estadounidense, algunos signos de fatiga pueden ser: menos energía para hacer ejercicio, problemas para concentrarse, un estado continuo de alerta, enojo sin razón aparente y ser más aislado.

Cuando el cansancio es más frecuente puede estar relacionado con enfermedades tales como la anemia. “La anemia ocurre cuando la sangre tiene muy pocos glóbulos rojos o esas células tienen muy poca hemoglobina, una proteína que transporta oxígeno a través del torrente sanguíneo. El resultado es una caída en los niveles de energía”, dice Harvard.

Las enfermedades del corazón también están ligadas a la fatiga.Cuando el corazón bombea sangre de manera menos eficiente, puede llevar líquido a los pulmones. ¿El resultado? Dificultad para respirar y una sensación de fatiga.

Los especialistas explican que una glándula tiroides hipoactiva también puede causar fatiga junto con otros síntomas como aumento de peso, debilidad, piel seca, sensación de frío y estreñimiento.

Quienes padecen problemas para dormir pueden sentirse cansados al día siguiente, pero los medicamentos antidepresivos y contra la ansiedad también están ligados.

Para reponerse de la fatiga cotidiana debería bastar con beber una taza de café o té, salir a caminar durante 30 minutos o tomar una siesta de media hora. Si no hay resultados, es preferible consultar a un médico.

En nuestra galería, las señales de que estás cansado y necesitas un descanso.

No te pierdas

Los efectos secundarios de tus medicamentos son más graves de lo que crees
Si te automedicas ante cualquier dolor o malestar, estás en riesgo

Tags: