'Sin papeles, sin miedo'

Diana Espinoza

10:52 | Martes 05 de Septiembre 2017

Cristina Jiménez llegó a EU cuando era una niña. Luchó para que DACA fuera aprobado y hoy Donald Trump lo ha cancelado.
El gobierno de Donald Trump anunció el fin del DACA. Foto AFP
0
El programa, creado por Barack Obama, permitió estudiar y trabajar a 800 mil jóvenes. Foto AFP
1
Esas personas llegaron a EU ilegalmente con menos de 16 años. Foto AFP
2
Los mexicanos representan 78% de los beneficiarios desde 2014. Foto AFP
3
La suspensión del DACA se hará efectiva dentro de seis meses. Foto AFP
4
No podemos admitir a cualquiera que le guste venir aquí, dijo Jeff Sessions. Foto AFP
5
Los beneficiarios de DACA debían de renovar su inscripción en el programa cada dos años para seguir recibiendo sus beneficios. Foto AFP
6
Trump ha recibido una gran presión para acabar con DACA por parte de fiscales generales de nueve estados. Foto AFP
7

“Sin papeles, sin miedo” es la consigna de United We Dream (UDW), la red más grande de jóvenesinmigrantes en Estados Unidos, fundada en 2008 por la ecuatoriana Cristina Jiménez, la cual le  valió ser catalogada como una de las líderes juveniles más importantes en el sector de la política y el derecho en ese país.
 
Durante 1998, Ecuador pasaba una crisis política y económica. El pueblo forzó la renuncia del  Presidente y las escuelas y negocios cerraron como resultado de varios paros nacionales. 
 
Los padres de Cristina perdieron su trabajo y estuvieron sin empleo por meses hasta que se quedaron sin dinero para pagar escuela, renta y comida. Los días se hacían más adversos y fue así como decidieron partir a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades. 

Recomendamos 

Trump pone fin al programa DACA que protege a  800 mil jóvenes
La mayoría de los 'Dreamers' nacieron en México y viven en California y Texas, pero también en Nueva York, Illinois y Florida

Sin embargo, al llegar sólo encontraron abusos  por ser indocumentados. Cuando tenía 14 años, Cristina Jiménez reclamó al jefe de su padre por negarle el salario, pero no fue escuchada. “Me sentí sin poder hacer nada, impotente, porque tenía miedo de llamar a la policía o reportar a alguna agencia por temor de ser deportados”, recuerda.
 
Por ser inmigrante y no saber hablar inglés fue tratada despectivamente y en la escuela fue víctima robos y burlas. Eso la impulsó a aprender el idioma y a refugiarse en sus estudios y 
organizaciones civiles. 
 
A punto de graduarse de la preparatoria, no había leyes en su estado que la ampararan para poder ir a la universidad. “Cuando mi consejero me dijo que no podía ir a la universidad, sentí que tenía que tomar acción en contra de esta injusticia. Busqué organizaciones y me involucré con otros jóvenes para luchar por los inmigrantes”.
 
Cristina logró graduarse como administradora pública en el Baruch College de Nueva York y en 2008 fue cofundadora de UWD. “Queríamos proveer un espacio para jóvenes indocumentados donde compartieran sus experiencias y no se sintieran solos.  También queríamos empoderarlos para que ellos mismos aboguen  por la justicia y dignidad de su comunidad”, señala.
 
Fue esa fundación la que impulsó las campañas en 2012 para que DACA y DAPA fueran aprobados por el expresidente Barack Obama y que protegían a casi 700.000 jóvenes, incluyendo a su hermano Jonathan. 
 
La organización trabaja por la protección de deportaciones para la comunidad inmigrante. "Queremos deshacer con los sistemas opresivos que criminalizan a nuestros seres queridos, y con eso es terminar con la detención de inmigrantes. Sabemos que los centros de detención en realidad son cárceles, y deshumanizan a la comunidad". 
 
Otro proyecto es el acceso a la educación para jóvenes inmigrantes. Hay demasiadas barreras para jóvenes indocumentados que quieren seguir sus estudios, y dentro nuestro programa DEEP (por sus siglas en inglés), promovemos políticas al nivel estatal y al nivel universitario que abren las puertas a la universidad a estudiantes indocumentados.

No te pierdas 

El héroe mexicano de Harvey que Trump habría deportado
Alonso Guillen, murió rescatando víctimas del huracán Harvey en Houston, era beneficiario de DACA, el programa que cancelp Trump

Ahora que el gobierno de Donald Trump canceló DACA, Cristina Jiménez dice: Los papeles nunca definirán nuestra dignidad humana. Nos tenemos los unos a los otros. 

Tags: