Cinco razones de Harvard para 'salvar' a los niños del mal uso del celular

Un hijo debe recibir un teléfono cuando esté listo para tener “acceso completo al mundo adulto”, dicen especialistas

Niño ve el celular
AP
Bienestar 16/04/2019 12:00 Diana Espinoza Actualizada 18:50

El uso de un teléfono celular no está determinado por la edad. Según Kerry Gallagher, especialista en aprendizaje digital, un hijo debe recibir un teléfono cuando esté listo para tener “acceso completo al mundo adulto”.

Con un dispositivo digital, los menores pueden tener acceso a noticias y contenido que afecta su sensibilidad. Antes de regalar un celular, los padres deben enseñar a los hijos su uso responsable y, de ser necesario, emitir restricciones en plataformas como YouTube y servicios de video streaming.

Lamentablemente, aún con las restricciones, los pequeños corren otro tipo de riesgos. Claire McCarthy, de la Universidad de Harvard, enlista cinco razones para ‘salvarlos’ de un uso irresponsable.

1. SEGURIDAD. Para ver el celular es necesario tener la mirada baja puesta en la pantalla. Esto representa un riesgo de seguridad cuando los niños salen a la calle con la atención en su teléfono. Pueden chocar con otras personas y corren el riesgo de ser atropellados. No permitas que lo use cuando camina en la calle o cuando se desplaza en el transporte público.

Te puede interesar 



2. SALUD. El uso del teléfono celular es tan común que, a veces, se pierden de vista los riesgos que implica para la salud.

Investigadores de California revelaron que hay una relación entre el uso del celular y la aparición de síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Aumenta el riesgo 10%.

El riesgo era más alto para los niños que para las niñas, y para los adolescentes que tenían depresión o un historial previo de meterse en problemas

Además, el uso irresponsable del celular puede ser el cimiento para una vida sedentaria. Pues los niños pasan más tiempo sentados que jugando al aire libre.

Por si fuera poco, Claire McCarthy anota que “los dispositivos también se interponen en el camino del sueño. Cada vez más, especialmente con los adolescentes, los teléfonos celulares los mantienen despiertos durante la noche”.

3. ANSIEDAD. Los adolescentes están más pendientes de la actividad en redes sociales. A menudo, se sienten presionados por el nivel de aceptación que tienen sus publicaciones en tales plataformas.

También pueden pensar que su vida no es tan satisfactoria como la de sus contactos.

Recomendamos 



4. ¿Y LAS CONEXIONES SOCIALES? La pediatra Claire McCarthy señala que cada vez es más común que los niños estén con la atención puesta en el teléfono incluso en contextos sociales, como la escuela y fiestas. En lugar de hablar con otros niños, abren las aplicaciones de video.

“Los niños corren el riesgo de perder las habilidades sociales importantes para entablar conversaciones y establecer relaciones”, escribe la especialista en el blog de Harvard.

5. PERDER LA CONEXIÓN CON EL MUNDO FÍSICO. Cuando las personas experimentan el mundo a través de los dispositivos, pierden la oportunidad de explorar el mundo natural y de desarrollar habilidades prácticas.

Si los niños no se relacionan con sus compañeros en el recreo, pueden perder la habilidad para hacer amigos. Si prefieren un videojuego de deportes a practicar futbol en el campo, pierden la oportunidad de tener una vida más divertida y sana.

Mira en nuestra galería algunas señales de que debes restringir el uso del celular a tu hijo, según Harvard.