La salsa Tabasco es de Louisiana y esta es la historia detrás de su creación

La salsa Tabasco fue ideada por Edmund McIlhenny, tras perderlo todo en la Guerra Civil. Ahora puedes visitar su museo en Louisiana.

La salsa Tabasco es de Louisiana y esta es la historia detrás de su creación
AP
Destinos 05/07/2022 17:38 Redacción Actualizada 17:38
Vive USA es un medio de comunicación digital enfocado en ofrecer información útil para viajar a Estados Unidos y Canadá

ViveUsa

Redacción

X

Avery Island -que no es una isla, sino una cúpula de sal en el sur de Louisiana- es el hogar de una de las salsas picantes más populares del mundo.

Unas pocas gotas de su famoso Tabasco bastan para animar cualquier comida.

Rodeada de pantanos, marismas y ciénagas, y con una extensión de unos 3 kilómetros en su parte más ancha, la isla de Avery es la cuna de la salsa Tabasco desde el siglo XIX.

Todas las botellas de este picante producto alimenticio, elaborado a partir del chile Tabasco, se siguen fabricando en la isla, que lleva el nombre de la familia que la posee desde hace más de 200 años.

La salsa Tabasco fue ideada por Edmund McIlhenny, miembro del clan Avery por matrimonio, que se trasladó a la zona tras perderlo todo en la Guerra Civil.

"Mi tatarabuelo era banquero, empresario y un monstruo del chile, y no le gustaba el sabor de la comida", dice Anthony "Tony" Simmons, presidente y director general de la empresa McIlhenny, que ya va por su quinta generación como negocio familiar. "Creó Tabasco para avivar el sabor de su propia comida".

Aunque no está claro de dónde sacó las semillas de chile Capsicum Frutescens Tabasco, que se convirtieron en el ingrediente principal de la salsa Tabasco, se cree que proceden de México o Centroamérica.

 

Se rumora que las semillas, que son el único tipo de chile cuyos frutos no están secos por dentro, le fueron entregadas por un hombre que simplemente le dijo: "Pruebe esto. Este es un chile muy picante".

Sea como fuere, McIlhenny los plantó en su jardín y de ellos salió una planta de chile con un fuerte sabor picante del que no se cansaba.

McIlhenny creó lo que se conocería como salsa Tabasco moliendo los chiles hasta convertirlos en un puré, mezclándolos con la sal de roca natural de la isla y añejando el brebaje durante un mes en tarros.

La siguiente etapa era añadir vinagre, antes de anejar la mezcla durante otro mes. Luego colaba la mezcla, la vertía en frascos de perfume usados y la distribuía entre familiares y amigos.

El empresario fundó la McIlhenny Company en 1868, después de que sus familiares le convencieran para producir la salsa comercialmente.

McIlhenny creó una "Biblia de Tabasco" que los fabricantes siguen siguiendo en la actualidad.

La salsa se vende ahora en 187 países y se embotella en 22 idiomas y dialectos, y sus ingredientes siguen siendo prácticamente los mismos todos estos años.

La única diferencia importante es que el tiempo de añejamiento se ha alargado de 30 días en tarros a tres años en barriles de bourbon usados.

Además, algunas de las semillas de chile se envían ahora a campos de cultivo en América Latina y se devuelven a la isla para su procesamiento una vez que han brotado.

Los chile se recogen a mano cuando están a la altura del pecho, y los empleados comprueban minuciosamente el tono de cada uno con una varilla de color.

"Sólo podemos recoger el chile rojo más brillante y completamente maduro porque Tabasco es un producto natural", explica Simmons.

La única forma de controlar el color de la botella es elegir el chile rojo totalmente maduro".

Simmons prueba personalmente el sabor de la salsa cuando está en su estado crudo para asegurarse de que ha añejado a la perfección.

Apto para la realeza

La salsa Tabasco sigue siendo una de las favoritas en las cocinas de todo el mundo, y recibió el sello de aprobación real cuando McIlhenny Company recibió una orden oficial que la convertía en proveedor oficial de la Casa Real Británica.

A pesar de su perdurable popularidad, Simmons dice que le sorprende la cantidad de gente que piensa que no ha probado este condimento antes.

"Muchas veces la gente dice: 'Oh, Tony, sé quién eres y cuál es tu producto, Tabasco, pero nunca lo he probado. No uso comida picante'.

"Y siempre les hago la misma pregunta: '¿Sales a cenar? No tienes ni idea de la cantidad de Tabasco que consumes'", dice.

 

Visita la Fábrica se Tabasco en Avery Island, Louisiana

La planta de Tabasco de McIlhenny Company se localiza a un poco más de dos horas de Nueva Orleans, está abierta al público, y se puede visitar todos los días de la semana.

En el mismo campus también se encuentra el Museo de Tabasco donde se pueden apreciar los artefactos de la familia fundadora, para posteriormente presenciar el proceso de cultivo de las plantas de chile; visitar el almacén de maceración para echar un vistazo al proceso de añejamiento de la salsa, y conocer el proceso de embotellado y envío a todo el mundo.

Anexo al museo, en el Tabasco Country Store se puede degustar y comprar los nuevos y picantes productos, incluyendo el ¡helado de Tabasco! y echar un vistazo a una amplia gama de productos de marca y souvenirs a la venta en la misma tienda.

La otra atracción principal de Avery Island es Jungle Gardens, un jardín botánico de 170 acres con un santuario de aves y una colección de plantas exóticas.

Y para culminar la visita, ¿qué mejor que un almuerzo con platillos cajún típicos de la región, en el restaurante Tabasco Restaurant 1868?

La información es cortesía de https://www.louisianatravel.com/.

Google News - ViveUSA
Temas Relacionados
Salsa tabasco Louisiana Museos
 
 
viveusa logo
Newsletter

Recibe en tu correo las noticias más destacadas para viajar, trabajar y vivir en EU

Al registrarme acepto los términos y condiciones