Escapa de la realidad, en la isla del paraíso