De cobrador de camión, a rey en el Derby de Kentuck GALERÍA

Eder Corona O.

15:11 | Miércoles 06 de Mayo 2015

Cuando tenía 16 años, el mexicano se mudó a Tabasco donde comenzó a competir en clandestinas carreras de caballos. Después de ver en televisión las carreras hípicas que se hacían en Estados Unidos, el hidalguense concibió la idea de competir en ellas.
0
Para lograr su meta, el mexicano viajó a Tijuana y con una visa de turista llegó hasta San Francisco, donde durmió en un establo en el cual trabajaba como afanador. Sin embargo el dinero se agotaba rápido.
1
Con apenas 20 dólares y comiendo una sola vez al día, más la ausencia de una visa de trabajo que le permitiera competir en carreras de caballos, el jinete recibió un vuelco de suerte por parte de un estadounidense.
2
Un ciudadano, le pidió que cuidara y paseara a uno de sus caballos. Recibió un pago de 100 dólares y posteriormente la oportunidad de correrlo sin embargo requería tener una visa de trabajo para hacerlo.
3
Espinoza tuvo que regresar unas semanas a Tijuana para que un abogado –contratado por su empleador- le ayudara con el trámite. Regresó a California, pero a Los Ángeles y comenzó a competir.
4
En 1992, a los 23 años se convirtió en el mejor jockey de un hipódromo local que tiene cierto prestigio en el circuito de los jinetes. Espinoza, se volvió constante y desarrolló una amplia experiencia en este deporte.
5
Deportación. Aunque sus papeles estuvieron en regla, cuando regresó de una competencia en Japón y pisó suelo estadounidense, el hombre se percató de que su visa estaba vencida, así que fue deportado a México.
6
Sin embargo ya lo esperaban sus abogados quienes lo auxiliaron a tener nuevamente el visado estadounidense, no sin antes haber visitado la zona religiosa de la Villa, ubicada en la Ciudad de México.
7
En 2001 corrió por primera vez el Derby de Kentucky, pero fue hasta el año siguiente, -en su segunda participación- que consiguió el podio, corriendo con un caballo que nunca antes había montado.
8
Actualmente, Espinoza es uno de los más reconocidos jinetes del circuito de carreras en Estados Unidos y uno de los pocos que han logrado victorias consecutivas en el Derby de Kentucky..
9