El príncipe británico William entregó este viernes los premios Earthshot a los mejores proyectos para mitigar el cambio climático en una ceremonia en Boston que pone fin a su visita oficial a Estados Unidos opacada por el anuncio de una serie de Netflix sobre su hermano Harry.

El príncipe de Gales, acompañado de su esposa Kate, recompensó cinco iniciativas con un millón de libras cada una (1,2 millones de dólares) para mitigar el cambio climático en el marco de los Premios Earthshot.

La ceremonia, realizada en el MGM Music Hall de Boston (noreste), contó con la participación de artistas como Annie Lennox y las hermanas Chloe x Halle. El actor Rami Malek y el exfutbolista David Beckham entregaron algunos premios.

El periodista de televisión y divulgador medioambiental David Attenborough y la actriz Cate Blanchett integraron el jurado.

Entre los premiados figura un proyecto para proporcionar estufas que funcionan con combustibles limpios para las mujeres en Kenia y una compañía británica que fabrica material de empaquetado biodegradable a base de plantas marinas.

"Yo creo que las soluciones del Earthshot que han visto esta noche demuestran que podemos superar los mayores desafíos del planeta. Y apoyándolos y produciéndolos a escala podemos cambiar nuestro futuro", dijo William a la audiencia.

Para los conocedores de la monarquía británica, esta ceremonia, que se celebra por segundo año, es una especie de "momento Super Bowl", en referencia al evento deportivo más importante de Estados Unidos.

Con ella concluye la visita de tres días de los príncipes de Gales a Estados Unidos, la primera en ocho años, centrada en el medio ambiente, aunque William se reunió brevemente con el presidente estadounidense, Joe Biden, este viernes.

La visita se vio marcada por las disculpas y la dimisión de sus funciones en la casa real de una de las madrinas del príncipe, Lady Susan Hussey, tras preguntar insistentemente por el origen de una joven negra británica en una recepción en Buckingham Palace el día anterior.

También por el avance el jueves de una docuserie de seis capítulos de Netflix que protagonizan , en la que desgranan sus vidas en la familia real, a cuyas funciones oficiales renunciaron en 2020.

Harry y Meghan, una actriz mestiza estadounidense, achacaron al racismo de un miembro de la familia real como una de las causas principales de su mudanza a California hace casi tres años.

Omid Scobie, un amigo cercano y biógrafo de la pareja, tuiteó que la serie, que se podrá ver en la plataforma a partir del 8 de diciembre, compartirá su versión "de su historia de amor y los desafíos que enfrentaron".

Google News - ViveUSA