Errores que cometes al viajar a Estados Unidos por primera vez

Recuerda que todo ingreso debe ser autorizado por las autoridades migratorias de Estados Unidos

errores en tu primer viaje a Estados Unidos
Foto: Adobe
Destinos 15/12/2020 08:20 Vive USA Actualizada 17:21

Viajar a Estados Unidos por primera vez puede ser sencillo si cumples con todos los requisitos y reglas que imponen las autoridades del país para los turistas extranjeros y evitar algunos errores.

La Unión Americana cuenta con destinos para todo tipo de gustos, desde playas, bosques y montañas nevadas para los amantes de la naturaleza, hasta museos, salas de conciertos y universidades para quienes buscan un viaje cultural. 

Estados Unidos recibe a casi 80 millones de visitantes internacionales cada año. Los estados más visitados son Nueva York, Florida y California, de acuerdo con Share America.

Antes de llegar al país debes recordar que todo ingreso debe ser autorizado por las autoridades migratorias estadounidenses, de lo contrario corres el riesgo de ser detenido o deportado. 

Evita estos errores en tu primer viaje a Estados Unidos:

 

No revisar tus documentos de viaje 

Para ingresar a la Unión Americana es necesario tener una vigencia restante en el pasaporte de al menos lo que durará tu viaje. Lo recomendado son seis meses y la visa de turista también vigente. Revisa si el país de tu procedencia está exento del requisito de visa, pero si eres mexicano es seguro que necesitarás una.

Si vas a viajar a más de 40 kilómetros de distancia de la frontera o si tu estancia durará más de 30 días, tendrás que tramitar el permiso I-94 al llegar a un puerto de entrada. El costo es de sólo 6 dólares (120 pesos mexicanos) y se puede comenzar el trámite por internet.

No contar con alguno de estos documentos provocará que las autoridades de Aduanas te nieguen el ingreso al país aunque tengas comprados vuelos, hospedaje o tours. 

 

 

Ponerte nervioso o desesperarte en el aeropuerto 

Al llegar al aeropuerto estadounidense o a un puerto de entrada terrestre seguramente encontrarás una larga fila para los filtros de seguridad, especialmente en época vacacional. Contempla en tu itinerario este tiempo de espera y no te desesperes mientras esperas.

Tampoco debes temer o ponerte nervioso al entrevistarte con un oficial de Aduanas. Si no sabes inglés puedes pedirle que te hable en español. El agente sólo te preguntará por el destino y motivo de tu viaje, los objetos que llevas en tu equipaje y la duración de tu estancia. 

Si muestras nerviosismo podrías levantar sospechas y te harán una inspección adicional y tu entrada tardará más. 

No decir la verdad al oficial de Aduanas

El agente de Aduanas es quien tiene la última decisión sobre tu ingreso a Estados Unidos, así que debes ser sincero sobre los motivos de tu viaje y sobre los objetos que trasladas.

Recuerda que si ingresas con más de 10 mil dólares debes reportarlo ante las autoridades de llegar o salir del país. Además, está prohibido portar armas de fuego, gas lacrimógeno y spray pimienta, entre otros. Todos los alimentos o plantas deben ser declarados y algunos están prohibidos.

 

Ser impuntual

La puntualidad es sumamente estricta en Estados Unidos. Cada autobús llegará justo en el momento en que lo marca el itinerario y lo mismo ocurre con las personas. 

Si tienes una cita, trata de llegar antes, pues retrasarte puede ser considerado como una señal de mala educación. En caso de tener que realizar un traslado en el transporte local realiza lo mismo para no perderlo por llegar tarde. 

Olvidar los impuestos 

A diferencia de México, en la Unión Americana no se muestran los impuestos en los precios de los productos. Si no calculas el costo adicional en cada artículo que compres, al llegar a la caja podrías llevarte una gran sorpresa. El objeto que en el mostrador costaba 10 dólares, al final podría costarte más de 12 dólares.

El porcentaje de impuestos es diferente según cada tipo de artículo, ya sea ropa o productos de supermercado, así que debes estar prevenido.  

Exceder el tiempo de estancia 

Es indispensable respetar el tiempo de estancia que otorgan los oficiales de Aduanas de Estados Unidos, ya sean siete días o seis meses.

Permanecer más tiempo del avalado puede provocar que te nieguen la entrada en tu siguiente viaje al país o que te cancelen la visa. 

p