Transporte público de NY podría colapsar si no recibe ayuda

Debido a la pandemia, el sistema de transporte público de NY podría aplicar un recorte de hasta 40% en el servicio de Metro, trenes y autobuses para mayo próximo si no recibe ayuda del gobierno federal por 12 mdd

Transporte público de NY podría colapsar si no recibe ayuda
AFP
Noticias 18/11/2020 16:38 EFE Actualizada 16:41

A menos que reciba multimillonarias ayudas del Gobierno federal, Nueva York se verá obligada a aplicar drásticos recortes en su servicio público de transportes y a despedir a casi 10.000 empleados, según confirmaron este miércoles las autoridades. 

El sistema de transporte público de Nueva York (MTA) presentó oficialmente su próximo plan presupuestario, con el que busca responder al gigantesco déficit creado por la crisis del coronavirus

La MTA dice que necesita 12.000 millones de dólares en ayudas federales para poder hacer frente a la situación este año y el próximo, una asistencia que hasta ahora se le ha negado desde Washington. 

Ante esa coyuntura, ha preparado un presupuesto ya conocido como del “fin del mundo” y que, dados los enormes recortes, podría cambiar por completo la vida a millones de neoyorquinos que dependen del transporte público. 

De hacerse realidad, el plan recortaría a partir del próximo mayo hasta en un 40 % el servicio de metros y autobuses y hasta un 50 % los trenes de cercanías, y aumentaría las tarifas. 

En el caso del metro, los usuarios podrían tener que esperar hasta 15 minutos para el siguiente tren durante los fines de semana, mientras que en las cercanías la frecuencia podría ser de hasta 60 minutos fuera de hora punta. 

También se prevé la eliminación de rutas de autobuses por completo y una reducción del número de vehículos en las que sobrevivan. 

“Estamos planeando para lo peor, pero dejando espacio para ajustar para lo mejor si eso ocurre”, señaló el jefe de la MTA, Pat Foye, en la presentación del plan, que aún debe ser votado el mes próximo por la junta directiva de la agencia. 

El transporte neoyorquino recibió este año una aportación federal de 4.000 millones de dólares para poder mantenerse a flote, pero considera que necesita al menos otros 12.000 para hacer frente a la crisis. 

En los peores momentos de la pandemia, el número de viajeros en metros y autobuses de Nueva York llegó a caer un 90 % y, aunque se ha ido recuperando, la MTA estima que habrá que esperar al menos hasta 2024 para que los niveles vuelvan al 80 % de las cifras previas a la covid-19. 

Temas Relacionados
Nueva York transporte