3 maneras para utilizar la información y lograr tus metas

Rebeca Gómez

09:38 | Jueves 10 de Septiembre 2015

Al llegar a nuestra primera meta, la verdadera señal de que ya no se es un principiante, es cuando realmente importa lo que se hace en el gimnasio
Especial
En la actualidad es muy fácil medir nuestro progreso con todo tipo de aparatos

De acuerdo a My Fitness Pal, el progreso al comienzo del camino hacía la salud y un buen estado físico es relativamente sencillo. Los principiantes sólo tiene que apuntar en la dirección correcta y coherente y " las cosas sucederán". Pero las cosas se ponen más difícil cuando ya no se es principiante.

Al llegar a la primera meta ( la verdadera señal de que ya no eres un principiante ), de repente importa lo que realmente se hace en el gimnasio. Y de ahí en adelante hay que pensar acerca de lo óptimo, y la forma de no dañar el progreso potencial.

1. Los datos no son sabiduría

En la era moderna contamos con muchos aparatos y aplicaciones para medir nuestro avance, pero los datos que nos proporcionan no siempre nos ayudan, pues no se sabe que hacer con ellos.

Los mejores atletas tienen entrenadores y por lo general un montón de ellos. Son gente a la que se le paga para ayudarles a interpretar la información, los datos proporcionados por nuestros aparatos y aplicaciones.

Los dispositivos disponibles hoy en día no son sustitutos de estos expertos pues no son capaces de extraer ideas de los datos para ayudarnos a tomar decisiones. El conocimiento y la experiencia si lo son.

2. Estar en forma no es sinónimo de salud.

Según Dan John, la aptitud y la salud no son la misma cosa. "La aptitud es la capacidad de hacer una tarea. La salud es más difusa”. La Organización Mundial de la Salud define la salud, "como un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades ".

3. Por último, una de las maneras más fáciles de dañar tus metas, es tener más de una a la vez. Los principiantes a menudo sólo quieren mejorar. Los atletas avanzados saben exactamente lo que quieren con una claridad cristalina. El "Intermediate Mistake" o error intermedio es no tener una idea clara de lo que se quiere y perseguirlo todo de una vez.

Es genial tener múltiples intereses y variedad en nuestra formación, pero a medida que vayas mejorando, tendrás que elegir dónde invertir tu energía y tiempo. No tienes que especializarte en un deporte, pero si dar prioridad a un objetivo.

Si te tomas el tiempo para priorizar el orden en que deseas alcanzar tus metas, te ahorrarás una gran cantidad de tiempo y energía que podrías haber desperdiciado tratando de correr en dos direcciones a la vez.

También te puede interesar

El doctor que pasea con sus pacientes

El mejor hospital de cardiología en EU