Abre sus puertas la primera Iglesia Internacional de Cannabis en el mundo

Ubicada en Denver, espera recibir a todo tipo de personas, incluidos usuarios de marihuana medicinal

Bienestar 20/04/2017 07:05 Jaime Cortés Actualizada 07:49

La Iglesia Internacional de Cannabis abre hoy sus puertas en Denver, Colorado. Este es el primer recinto en el mundo dedicado exclusivamente a la veneración de la planta psicotrópica, un espacio de tolerancia donde todos los que así lo deseen podrán consumir cannabis, principalmente aquellos que “necesitan apoyo para su viaje personal de búsqueda de significado”, según palabras de sus fundadores. 

Esta es una organización religiosa sin fines de lucro que nace como forma de rendir culto al cannabis: “Nuestra postura de vida es que el cannabis es un sacramento y que lo usamos para elevar nuestras vidas y lograr las mejores versiones de nosotros mismos”, dijo Lee Molloy

La regla de oro para poder ser parte de la congregación es que el voluntariado es la mejor manera para que el mundo pueda ser un lugar mejor. 

También puedes leer [[nid:10252]]

Hoy podrán participar todos los interesados en ser parte de la apertura de este peculiar recinto; sin embargo, después de la ceremonia de inauguración el “templo” sólo podrá ser ocupado por aquellos que sean miembros de la congregación. 

Para poder ser miembro sólo basta con realizar una donación en línea que será ocupada para la remodelación y mantenimiento del edificio, ya que necesita reparaciones estimadas en 100 mil dólares. Actualmente ya se tiene cubierta una tercera parte de la cifra gracias a la donación de 99 nuevos miembros. 

No te pierdas esto [[nid:15508]]

El recinto espera acoger a todo tipo de personas, incluyendo a pacientes de la marihuana medicinal que busquen un lugar libre de prejuicios. 

Molloy dijo que él y sus amigos en la congregación se consideran “elevacionistas”. “Los elevacionistas creen que uno puede encontrar el camino hacia la realización espiritual a través del uso ritual del cannabis”, dijo Steve Berke

Berke asegura que dos famosos artistas han pintado el edificio con vivos colores. Se trata del estadounidense Kenny Scharf, que ha pintado los murales exteriores, y del español Okuda San Miguel, que se ha encargado de decorar el techo.