Cinco razones por las que la pera es una poderosa fruta que debes disfrutar en otoño

Las peras no sólo son deliciosas, sino que también ofrecen muchos beneficios para la salud

Cinco razones por las que la pera es una poderosa fruta que debes disfrutar en otoño
iSTOCK/lira_joggi
Bienestar 11/10/2022 17:15 María Alba Actualizada 17:15
María Alba

María Alba

Redactora Web

X

Las peras son una fruta de todo el año, pero las más ricas y con mejor consistencia, según su tipo (Bosc de color rojizo y consistencia crujiente; Barlett de la variedad cultivar suave y carnosa; Anjou en forma de huevo ideal para comerla cocida), son las que se dan en la temporada de otoño. 

Más allá de ser una fruta rica y jugosa que acompaña la comida o sirve de postre, las peras son un fruto que por años se ha distinguido por ser curativa y beneficiosa para la salud general del cuerpo. 

En la medicina oriental de hace siglos, esta fruta desempeñó un papel importante en el alivio de la inflamación, estreñimiento y resaca; tal reputación le sirvió para ser investigada científicamente y hoy en día ser certificada como una fruta beneficiosa. 

Beneficios de comer peras 

Son altamente nutritivas 

Una pera de tamaño mediano, con un peso promedio de 178 gramos, aporta 101 calorías, 1 gramo de proteína, 6 g de fibra, 12% del valor diario (DV) de vitamina C, 6% del DV de vitamina K, 27 gramos de carbohidratos, el 4% del DV de potasio y 16% del DV de cobre. 

Sus minerales ayudan al metabolismo del colesterol, mejoran la función nerviosa y previenen el daño oxidativo con sus polifenoles antioxidantes. 

Promueven la salud intestinal 

Debido a que son una rica fuente de fibra soluble e insoluble, las peras son un elemento básico para aliviar los síntomas del estreñimiento. 

Las fibras solubles, además, alimentan las bacterias saludables del intestino, asociadas con un envejecimiento saludable. 

Los expertos recomiendan comerla con todo y piel, debido a que tiene gran parte de la fibra necesaria. 

Se vinculan a un menor riesgo de diabetes 

Las variedades rojas de las peras, principalmente, ayudan a disminuir el riesgo de desarrollo de diabetes. 

Una investigación, compartida en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, encontró que comer cinco o más porciones semanales de estas frutas se asocia con un 23% menos de riesgo de diabetes de tipo II. 

Estos beneficios se aplica gracias a su alto contenido de fibra y antocianina. 

Ayudan a mejorar la salud del corazón 

Las peras son ricas en antioxidantes, como las procianidinas y la quercetina, que mejoran la salud cardíaca, controlan la presión arterial y el colesterol. Comer peras con regularidad está asociado con un menor riesgo de sufrir algún accidente cerebrovascular. 

Por su parte, “Las catequinas, que también se encuentran en las manzanas y el cacao, pueden ayudar a reducir la presión arterial, mejorar la salud de los vasos sanguíneos y evitar la formación de coágulos de sangre”, destaca Harvard

Ayudan a perder peso 

Su baja porción de calorías, su alta porción de fibra y agua favorece la pérdida de peso debido a que ofrecen una mayor sensación de satisfacción. 

Un estudio de 10 semanas encontró que las mujeres participantes que comieron tres peras por día diariamente perdieron un promedio de 0.84 kg. 

Google News - ViveUSA
 
 
viveusa logo
Newsletter

Recibe en tu correo las noticias más destacadas para viajar, trabajar y vivir en EU

Al registrarme acepto los términos y condiciones