Comida rápida y procesados son tan dañinos como las drogas: estudio

La comida procesada es tan adictiva y peligrosa como lo es el consumo frecuente de cigarros

iSTOCK/Rawpixel
Bienestar 10/11/2022 16:51 María Alba Actualizada 16:51
María Alba

María Alba

Redactora Web

X

Se sabe que los alimentos altamente procesados como la comida rápida, cereales azucarados y donas son dañinos para la salud, pero un nuevo estudio los ha catalogado tan peligrosos como los cigarrillos. 

Investigadoras de la Universidad de Michigan apuntan que esta comida procesada cumple con los criterios oficiales que establecieron a los cigarros como drogas a inicios de la década de 1990. 

Los criterios considerados en la reciente investigación incluyen la ingesta compulsiva, alteración del estado de ánimo en el cerebro y propiedades que refuerzan la adicción y el consumo constante a pesar de no existir hambre o la necesidad de ingerirlos. 

Dentro de los alimentos procesados se incluyen aquellos elementos fritos, con conservadores, edulcorantes no naturales, además de alimentos altos en calorías, sal o grasa y líquidos como los refrescos. 

Ashley Gearhardt, doctora y profesora en psicología de la Universidad de Michigan señaló que estos alimentos son considerados como drogas debido al sabor y textura que ofrecen, mismos que están diseñados desde antes de su elaboración y que no tienen el objetivo de nutrir, sino de crear adicción con cambios químicos provocados en el cerebro (incluida la función de la dopamina). 

“Afecta el bienestar o el estado de ánimo de una manera que es procesable para el cerebro”, refuerza la coautora Alexandra DiFeliceantoni, doctora y profesora de investigación de comportamientos de la Universidad de Virginia Tech. 

Las participantes de la pesquisa compararon el contenido de los alimentos procesados con el contenido químico de los cigarrillos que generan dependencia. 

El objetivo de este estudio no fue por completo comprobar sólo el daño que causan, como otros artículos científicos publicados lo han hecho. 

Por el contrario, tiene la intención de solicitar la restricción de su elaboración y comercialización a niños a través de pruebas contundentes, tal y como lo hacen las regulaciones de salud que restringen la venta de nicotina a los menores de edad. 

“Las consecuencias de esto se están volviendo tan graves que debemos tomar medidas”, agregó Gearhardt.

Entre otros reclamos que hace la investigación destaca la forma en que estos alimentos aumentan las probabilidades de desarrollar obesidad y cáncer. 

De hecho, las científicas se basan en evidencias para lanzar sus peticiones de salud. Estados Unidos está viviendo una crisis de salud vinculada a la obesidad, donde el 50 por ciento de las causas se le atribuyen a la comida procesada y rica en elementos como la grasa y calorías, citan las expertas de estimaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés). 

Las personas aparentemente sanas y con peso regular pueden incluirse en esta crisis en caso de que no controlen o eliminen  la ingesta de alimentos procesados, hasta el punto de desarrollar obesidad, cáncer colorrectal, diabetes o Alzheimer. 

 

Google News - ViveUSA
Temas Relacionados
alimentos procesados Salud Bienestar
 
 
viveusa logo
Newsletter

Recibe en tu correo las noticias más destacadas para viajar, trabajar y vivir en EU

Al registrarme acepto los términos y condiciones