¿Cómo afecta a nuestra salud la grasa abdominal, según Harvard?

A comparación de la grasa en muslos o caderas, la grasa acumulada en el abdomen puede traer estos serios problemas de salud

¿Cómo afecta a nuestra salud la grasa abdominal, según Harvard?
Pixabay
Bienestar 23/04/2021 05:00 María Alba Actualizada 05:12

Si bien la acumulación de grasa en el cuerpo resulta ser un problema estético y un indicio de que algo está mal con nuestra dieta, los expertos aseguran que la acumulación de grasa en ciertas zonas puede originar graves riesgos para nuestra salud en general. 

De acuerdo con datos de Harvard, la grasa abdominal es más peligrosa que cualquier otro exceso en el cuerpo. 

Cerca del 90 por ciento de la grasa corporal es subcutánea, es decir, se encuentra justo por debajo de la piel, mientras que el 10 por ciento es grasa visceral o intraabdominal y se encuentra debajo de la pared abdominal firme y rodea los espacios entre el hígado, los intestinos y en un delantal de tejido llamado epiplón

Si bien es una porción mínima de toda la grasa que tenemos en el cuerpo, la grasa visceral trae efectos negativos en la salud a largo plazo. 

En los últimos años se ha encontrado que las células grasas viscerales o tejido adiposo son más activas que los depósitos de grasa en otras partes del cuerpo. Esta grasa es capaz de secretar hormonas y otras moléculas que tienen efectos de gran alcance en tejidos sanos. 

La grasa visceral produce más proteínas llamadas citocinas, que desencadenan una inflamación de bajo nivel y es un riesgo de enfermedad cardíaca y otras afecciones crónicas como aumento de la presión arterial. 

Efectos negativos en la salud que ocasiona la grasa visceral 

Enfermedad cardiovascular 

De acuerdo con los especialistas, un mayor volumen de grasa visceral está asociado con una presión arterial más alta, niveles de azúcar y triglicéridos en la sangre altos, y niveles de colesterol HDL. En conjunto, estas afecciones pueden crear un riesgo grave de diabetes de tipo II.    

Demencia 

Una investigación encontró que las personas con más grasa abdominal presentan casi tres veces más probabilidades de desarrollar demencia y Alzheimer entre los 70 y 80 años. 

Asma 

En un estudio hecho por académicos de California se encontró que las personas con mayor volumen de grasa en el abdomen tienen al menos un 37 por ciento mayor riesgo de desarrollar asma que otras personas con menor volumen o cinturas más pequeñas. 

Según los especialistas, la grasa puede aumentar el riesgo de asma en personas con mayor circunferencia porque tiene efectos inflamatorios en todo el cuerpo, incluso en las vías respiratorias.  

Cáncer de mama y colorrectal 

Las personas con mayor volumen de grasa abdominal o grasa visceral tienen un mayor riesgo de enfermar de cáncer de mama y colorrectal, en esta última afección, está ligada a la resistencia a la insulina. 

¿Cuánto debe medir la cintura? 

Monitorear la grasa visceral es un mecanismo sencillo para evitar enfermedades graves. Los expertos recomiendan utilizar una cinta métrica para medir la cintura al nivel de ombligo. 

Ésta debe utilizarse siempre en el mismo lugar y sin tratar de sumir el estómago o aguantar la respiración. 

En hombres, la circunferencia debe medir en promedio 40 pulgadas (menos de 100 centímetros) y menos de 35 pulgadas (88 centímetros) en mujeres. 

¿Cómo controlar la grasa del abdomen? 

La acumulación de la grasa se puede originar a través de una mala alimentación, falta de ejercicio físico e incluso por los genes, las hormonas y la edad. 

Si bien hay factores que no se pueden modificar para prevenir y eliminar esta grasa, hay métodos que pueden ayudar a controlarla. 

Haz ejercicio 

Está comprobado que el ejercicio reduce la circunferencia de la cintura. Realiza al menos 30 minutos de actividad de intensidad moderada como andar a paso ligero o andar en bicicleta. 

Come bien

Evita productos que estimulen la deposición de grasa abdominal, como los azúcares simples o bebidas endulzadas con fructosa. 

No fumes 

Cuanto más fumes, más grasa almacenarás en el abdomen en lugar de repartirla en las caderas o en los muslos. 

Duerme bien 

Un estudio encontró que los adultos que duermen menos de cinco horas son más propensos a acumular grasa visceral. 

Cuida tu estado de ánimo 

Las personas con más hostilidad y síntomas depresivos suelen tener más grasa visceral que subcutánea. 

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí