¿Cómo un vaso de cerveza aumenta el riesgo de función cardíaca irregular?

Una investigación encontró que el consumo de al menos un trago promueve irregularidades en el corazón

¿Cómo un vaso de cerveza aumenta el riesgo de función cardíaca irregular?
Pixabay
Bienestar 07/09/2021 05:00 María Alba Actualizada 05:12
María Alba

María Alba

Redactora Web

X

Las bebidas alcohólicas en general promueven varios y diversos problemas de salud crónicos y hasta mortales cuando se beben en exceso, como enfermedad hepática, enfermedades digestivas, cáncer, presión alta y accidentes cerebrovasculares. 

Para prevenir estas enfermedades, los especialistas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) recomiendan limitar el consumo de bebidas alcohólicas a un trago o menos al día para mujeres y dos tragos o menos para hombres al día. 

Sin embargo, un nuevo estudio encontró que incluso una copa de vino o una lata de cerveza, sin importar la frecuencia, aumenta automáticamente el riesgo de sufrir fibrilación auricular o AFib, que es un latido cardíaco irregular muchas veces fatal. 

De acuerdo con una investigación hecha por científicos de la División de Cardiología de la Universidad de California en San Francisco, no es necesario tomar en exceso o rebasar los estándares de consumo de alcohol recomendado para sufrir la fibrilación auricular, la cual es considerada la arritmia cardíaca más común. 

Para llegar a esta conclusión, los autores de la investigación revisaron los datos de 100 adultos con fibrilación auricular intermitente que consumían al menos una bebida al mes. 

“Contrariamente a la creencia común de que la fibrilación auricular está asociada con el consumo excesivo de alcohol, parece ser que incluso una sola bebida alcohólica puede ser suficiente para aumentar el riesgo”, detalla Gregory Marcus, doctor y autor del estudio. 

Un monitor de electrocardiograma registró el tiempo y la duración de cada episodio de fibrilación de los participantes y se les puso un sensor que detectaba el momento en que consumían alcohol, en especial vino y cerveza. 

Los voluntarios consumieron una bebida cada día durante todo el tiempo que duró la investigación. 

Después de cuatro semanas, los científicos compararon el número de episodios de fibrilación en personas que bebieron con los resultados de los participantes que no lo hicieron. 

“Nuestros resultados muestran que la aparición de fibrilación auricular podría no ser aleatoria ni impredecible. En cambio, puede haber formas identificables y modificables de prevenir un episodio de arritmia cardíaca aguda”, añadió Marcus. 

Esta investigación apoya y complementa los datos obtenidos en un estudio publicado en el European Heart Journal a inicios de 2021, el cual señala que tomar una bebida de alcohol todos los días aumenta hasta un 16 por ciento el riesgo de fibrilación.

En tanto, aquellas personas que beben hasta dos bebidas alcohólicas por día tienen hasta un 28 por ciento más de riesgo de fibrilación auricular, mientras que los que consumían más de cuatro bebidas presentan hasta un 47 por ciento en comparación con personas que no beben. 

 

No te pierdas de las últimas noticias de Vive Usa en Google News, síguenos aquí

Google News - ViveUSA
 
 
viveusa logo
Newsletter

Recibe en tu correo las noticias más destacadas para viajar, trabajar y vivir en EU

Al registrarme acepto los términos y condiciones