Enfermedades que puedes adquirir en albercas y playas sucias

El Covid-19 no es la única enfermedad que puedes adquirir este verano

Enfermedades que puedes adquirir en albercas
AP
Bienestar 28/08/2020 14:18 Diana Espinoza Actualizada 14:18

El Covid-19  no es la única enfermedad que puedes adquirir al visitar una playa o piscina este verano. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) enlistas otras amenazas

Puedes contraer enfermedades relacionadas con el agua contaminada si la ingieres, entras en contacto con ella o respiras pequeñas partículas con gérmenes, llamadas aerosoles. 

También se han reportado brotes de enfermedades al tener contacto con sustancias químicas que se encuentran en el agua o que se evaporan y se respiran en el aire.

Los CDC anotan que la diarrea es la enfermedad más común relacionada con el nado en piscinas y playas sucias. Advierten que las personas que ya están enfermas de diarrea pueden contagiar a otras personas cuando se meten a nadar. 

“Las personas suelen tener alrededor de 0.14 gramos de heces en el cuerpo en un momento dado. Cuando una persona que está enferma de diarrea se mete en el agua, esa pequeña cantidad de excremento en su cuerpo puede ir al agua que la rodea y contaminarla con gérmenes. Si alguien más ingiere el agua contaminada, puede infectarse”, explican.

Nadar en aguas sucias también puede llevar a padecer infecciones en la piel (sarpullido), oídos, vías respiratorias (tos o congestión nasal) y otras partes del cuerpo. 

Lee: ¿El coronavirus puede propagarse en albercas, jacuzzis o spas?

Gérmenes que causan las enfermedades 

1) Aproximadamente el 58% de los brotes infecciosos reportados en Estados Unidos son causados por el parásito Cryptosporidium. Causa enfermedades gastrointestinales, pero puede afectar la vesícula biliar de personas con sistemas inmunológicos débiles y causarles colecistitis o inflamación del páncreas, pancreatitis. 

2) El 16% de las enfermedades están relacionadas con la bacteria Legionella. Puede causar fiebre, neumonía, tos, dolores musculares, dolores de cabeza y dificultad para respirar. 

3) Un 13% de los reportes de enfermedades tiene que ver con la bacteria Pseudomonas. Puede ocasionar endocarditis, neumonía e infecciones del tracto urinario, sistema nervioso central, heridas, ojos, oídos, piel y sistema musculoesquelético.

Los CDC apuntan que esta bacteria es responsable por la otitis externa u oído de nadador, una inflamación en el conducto auditivo externo. 

El dolor y ardor en ojos puede deberse al contacto con cloro, bromo y ácido clorhídrico presente en piscinas. Un estudio de los CDC encontró que más del 10% de las inspecciones de rutina de piscinas públicas, jacuzzis / spas y parques acuáticos llevaron al cierre inmediato debido a violaciones graves, como cloro inadecuado. 

La dermatitis y malestares por algas tóxicas son frecuentes, pero menos comunes que las antes enlistadas. 

Consejos para evitar enfermarte al nadar:

1) El agua turbia puede ser una señal de que hay más gérmenes. 

2) No orines ni defeques en el agua. 

3) Evita tragar el agua. 

4) Salte del agua si tienes diarrea o una herida abierta.

5) Enjuágate en las regaderas antes y después de meterte a nadar. 

Te interesa: ¿Es seguro visitar las playas durante la pandemia de coronavirus?

Temas Relacionados
enfermedades albercas playas